Unifican los colores para la separación de residuos en todo el país

A partir de una iniciativa del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, se unificaron los colores con los que serán identificados  los residuos domiciliarios en todo el país. 

La resolución establece la necesidad de usar el verde y negro para separar la basura domiciliaria reciclable de la que debe ser enviada a disposición final.

Se trata de un cambio en la metodología utilizada a nivel nacional teniendo en cuenta que hasta la actualidad no existía un código unificado para identificar los distintos tipos de residuos domiciliarios. 

La iniciativa ya fue materializada mediante la Resolución 446/2020 publicada en el Boletín Oficial de la Nación, la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental propone una segregación binaria de los residuos domiciliarios, “promoviendo una disposición inicial selectiva y posterior recolección diferenciada que contemple, por un lado, los residuos reciclables secos y, por otro, los residuos considerados basura”.

La premisa es usar el verde para los residuos reciclables secos y el negro para los residuos húmedos, lo que, según los autores de la norma, facilitará la tarea de los recuperadores urbanos y fomentará la economía circular.

Este medida deberá ser adoptada por todas las provincias, la Ciudad de Buenos Aires y los municipios con el fin de trabajar todos como argentinos en la misma dirección y  adoptando el mismo sistema de gestión, en pos de fomentar la cultura ciudadana en la materia y facilitar consecuentemente la labor de las y los recuperadores urbanos en todo el país.

Coordinación

En este sentido, se  establece que el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA) será el ámbito que actuará como el organismo de coordinación interjurisdiccional y tendrá entre sus objetivos, consensuar políticas de gestión integral de los residuos domiciliarios, así como acordar criterios técnicos y ambientales a emplear en las distintas etapas de la gestión.

Uno de los eslabones para cumplir estos objetivos y propiciar la transición a una economía circular con las provincias consiste en unificar a nivel nacional los colores con que cada corriente de residuos domiciliarios es identificada y segregada en la fuente, poniendo a disposición de las provincias y de la Ciudad de Buenos Aires una serie de recomendaciones, “fomentando así la cultura ciudadana en la materia, y facilitando consecuentemente la labor de la industria recicladora en todo el país”, tal como sostiene la resolución.

  • En el caso del color verde se incluirán, por ejemplo, papel y  cartón; vidrio; botellas; bolsas; tapas; envases; metales; latas; conservas; ropa; trapos y madera, entre otros.
  • Para el color negro se identificarán residuos de disposición final como restos de comida, frutas, verduras, cascaras, yerba, huesos, materiales de barrido y toda otra fracción que no se pueda  clasificar.

Puntos Limpios en todo el país para seguir clasificando residuos

Más allá de la disposición primaria de los residuos en nuestros domicilios, como vimos anteriormente en forma binaria por medio de bolsas biodegradables color negras y verdes, distintos municipios, entidades privadas y  educativas han estado trabajando en la posterior separación y clasificación de los residuos sólidos.

Este trabajo que algunas comunas lo ejecutan hace ya más de dos décadas con un éxito rotundo, otros lo han venido adoptando sin una normativa que los regulara, por lo tanto se han venido utilizando distintos colores según cada municipio creando una confusión total en los residentes a medida que se desplazaban por las distintas ciudades y provincias del país

El Gobierno recomienda a las autoridades de todas las provincias y municipios que,  adopten un Plan de Transición Progresiva pero sostenido que optimice sus sistemas de gestión. Para ello y transcurrido ya un tiempo de la creación de la norma, pide en forma lo más inmediata posible que se adopten la siguiente tabla que utiliza otros colores para la separación de los residuos sobre todo en distintos lugares llamados puntos limpios.

  1. Amarillo para toda clase de plásticos simples o compuestos como botellas de agua; refrescos y lácteos; envases de alimentos; productos de perfumería, cosmética y limpieza.
  2. Azul para papel y  cartón como materiales de celulosa secos y limpios; papeles de oficina; diarios; revistas; folletos; bolsas de papel; cajas y paquetes de cartón; hueveras; tubos de  papel higiénico, entre otros.
  3. Blanco para recipientes y otros objetos de vidrio, sin tapones ni corchos y sin rastros de lo que contenían en su interior, así como botellas; frascos de conserva; envases de cosméticos y perfumería.
  4. Gris para materiales férricos y no férricos como latas y envases de conserva; bebidas y chatarra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.