La importancia de inversión en luces LED: 25 de Mayo ahorraría gran consumo eléctrico

La sociedad está en pleno proceso de cambio bajo tres tendencias globales. En primer lugar, la población se está urbanizando (se estima que 2/3 de la población vivirá en grandes urbes para 2050 y demandarán más luz). En segundo lugar, la conciencia medioambiental es una tendencia creciente. Finalmente, la sociedad se vuelve digital (todo tiene que estar conectado, es la revolución llamada internet de las cosas).

Derivado de estas tendencias, encontramos un conflicto entre el incremento del uso de la luz y la creciente conciencia medioambiental. Si tenemos en cuenta que el 19% del consumo energético mundial es iluminación, las nuevas fuentes de alumbrado tienen que ser respetuosas con el medioambiente. La revolución que ha sufrido el campo de la iluminación debido a la aparición de la tecnología LED sólo es comparable a la invención de la bombilla eléctrica a finales del siglo XIX. La tecnología LED ofrece dicho equilibrio entre uso ilimitado de la luz con consumos energéticos muy reducidos.

La iluminación representa una oportunidad para el alumbrado de las ciudades. Si tenemos en cuenta el proceso de urbanización, los retos que se plantean de diseño, gestión y usos de recursos en estos espacios hace necesaria la planificación sostenible e inteligente a largo plazo. La iluminación conectada permite fusionar la inteligencia y la eficiencia energética en una instalación lumínica gracias a la combinación de la tecnología LED y los sistemas de gestión y control. Los ahorros que se obtienen de la utilización de las mismas son superiores al 80% respecto a tecnologías convencionales, sumado a la larga vida útil de la instalación y los bajos costes de mantenimiento.

En cuanto a seguridad, La luz blanca que ofrecen los LED permite visualizar mejor a peatones y vehículos, gracias a su mayor calidad y la mejor reproducción de los colores, incrementando los niveles de seguridad vial. Al mismo tiempo, calles y parques mejor iluminados se traducen en menores índices de delincuencia y vandalismo, haciendo de las ciudades espacios seguros y habitables para los vecinos y visitantes.

En Argentina, la ciudad de San Isidro es un ejemplo de ahorro de energía en iluminación LED. El intendente Gustavo Posse, destacó que durante 2021 el Municipio logró el objetivo de tener iluminación led a lo largo y ancho del distrito con la instalación de más de 55 mil luces led.

“Gracias a esta tecnología que ilumina más y gasta menos, hay un ahorro energético mensual de 13 millones de pesos”, enfatizó el jefe comunal. Asimismo, detalló que “este tipo de luces que son amigables con el medio ambiente ofrecen mejor visibilidad para las cámaras de seguridad, el tránsito vehicular y los peatones”. “Hace más de cinco años nos pusimos como meta tener un San Isidro 100 % led y lo logramos”, sentenció Posse.

En lo que respecta a la ciudad de 25 de Mayo, cabe destacar que hubo inversiones en iluminación LED pero que aún resta mucho por cubrir. Se debería planificar y pensar seriamente en poder lograr que mas espacios cuenten con esta tecnología. Más inversión, menos consumo y mejor calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.