En Provincia, buscan abrir las diferentes colonias de verano con protocolos

Las colonias de vacaciones infantiles volverán a abrir sus puertas este verano pero con protocolos específicos como «burbujas» de poca cantidad de niños para evitar contagios de coronavirus, reducción de pasajeros en los micros que los trasladan, operativos de desinfección, meriendas individuales y sin campamentos, según los permisos otorgados por las distintas municipalidades.

En la provincia de Buenos Aires, distintas comunas fueron armando sus protocolos para diseñar los programas de actividades recreativas en su mayoría al aire libre con restricciones para grupos numerosos, uso de barbijo en lugares cerrados y medidas de higiene.

El subsecretario de Deportes de la municipalidad de Bahía Blanca, Bernardo Stortoni, dijo a Télam que «todavía no tenemos ninguna confirmación por parte de la provincia en cuanto a las colonias de verano».

«El protocolo que se armó es de trabajar con grupos de 10 chicos por profesor y a partir de los 6 años», agregó e indicó que «se trabajará de manera distinta lo que es pileta donde los grupos trabajen en distintos sectores».

«También el ingreso será con tapabocas, los juegos serán separados de los grupos y será por quincena», puntualizó.

En la ciudad de La Plata, fuentes municipales dijeron a Télam que la Comuna va a «largar una inscripción, hay unas 30 instituciones que funcionan con colonias de verano y se les pedirá que presenten la documentación, serán capacitados por personal municipal sobre cómo llevar adelante los protocolos y medidas de seguridad se pueden tomar».

Además, indicaron que los natatorios también se encuentran habilitados pero la Municipalidad comenzó a extenderles las medidas de prevención que se deben tener sobre todo en cuanto a la reapertura de los clubes o piletas a cielo abierto que suelen tener temporada.

Entre las medidas que se exigirá, el tapaboca será de uso obligatorio en todo momento que se permanezca fuera del natatorio, el personal de apoyo y laboral deberán continuar con este requisito en todo momento, los usuarios deberán presentar declaración jurada y apto medico, los clubes o centros acuáticos deberán llevar una planilla de control de usuarios.

En ese marco, algunos padres eligieron evitar las encuentros en las colonias.

Romina de Luca, madre de un niño de 9 años, contó a Télam: «no lo mandaré este año porque conseguí quien me lo cuide, pero no me da miedo mandarlo. Si es que abren, es porque ponen los cuidados necesarios».

Candelaria, de 32 años y madre de una niña de 11 y un niño de 6, dijo: «siempre los mandé a colonias, probé con la de UPCN, otra privada y de la Municipalidad que es gratuita. Este año no creo que los lleve por la pandemia, haremos pileta en casa».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.