Equinoccio de Otoño: en Argentina se produce hoy a las 18:24 horas

Al año se producen dos equinoccios en todo el planeta, un fenómeno que sucede cuando el Sol se alinea con la línea del Ecuador, provocando que tanto el día como la noche tengan la misma duración en ese momento. Por este motivo, la llegada del otoño y la primavera, que suelen celebrarse los 21 de marzo y septiembre, respectivamente, en realidad inician horas antes o después de esa fecha.

Popularmente, el comienzo del otoño ocurre el 21 de marzo, pero en verdad el inicio de esta estación del año depende del momento en que ocurre la alineación de la estrella más cercana a nuestro planeta con el paralelo 0°. Tal es así que año tras año se genera una confusión en torno a cuándo comienza realmente la nueva estación.

En el caso de este otoño 2023, el instante exacto en el cual arrancará en Argentina será el lunes 20 de marzo a las 18.24, según información del Servicio de Hidrografía Naval.

Por otra parte, el otro equinoccio que ocurre una vez por año es el de primavera, y está previsto que en Argentina ocurra el próximo 23 de septiembre a las 3.50.

Qué significa la palabra equinoccio

El equinoccio de otoño es un evento astronómico que marca el final del verano y la transición hacia el otoño.

La palabra equinoccio proviene del término latín aequinoctium, que significa «noche igual».

En el día del inicio del otoño en el hemisferio sur y de la primavera en el hemisferio norte, tanto el día como la noche tienen una duración exacta de 12 horas.

Equinoccio y solsticio: ¿en qué se diferencian?

Los equinoccios y solsticios son fenómenos astronómicos que se producen dos veces al año. Los equinoccios indican la llegada de la primavera y del otoño, mientras que los solsticios marcan el comienzo del verano y del invierno.

La diferencia entre unos y otros tiene que ver con la distancia entre el Sol y el eje de rotación de la Tierra. La órbita de la Tierra no es circular, sino elíptica, y por eso tiene un eje mayor y uno menor: dos veces al año la Tierra pasa por los extremos del eje mayor, y otras dos veces por los del eje menor.

Cuando la órbita de la Tierra coincide con uno de los extremos del eje mayor, sobre los polos norte y sur, ocurren los solsticios. El solsticio de verano (en el hemisferio sur alrededor del 21 de diciembre) es el día con la noche más corta del año, y el de invierno (21 de junio) tiene la noche más larga del año.

Y cuando el sol está posicionado exactamente sobre la línea del Ecuador (eje menor de la Tierra), se dan los equinoccios. Marcan los inicios del otoño (21 de marzo) y la primavera (21 de septiembre), y en esas jornadas el día y la noche tienen la misma duración.