Se perderían US$ 14.000 millones en exportaciones por el impacto de la sequía

La sequía tiene un gran impacto en la producción agrícola. Cada semana, los informes de las entidades que estiman la producción informan recortes en las toneladas.

Para tener un panorama más claro, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) elaboró un informe sobre el impacto en las exportaciones. El trabajo llegó a la conclusión que se perderían US$ 14.000 millones por la falta de lluvias. 

La jefa de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales, María Cecilia Conde, señaló que la falta de reservas hídricas y de humedad superficial condicionaron el avance de la siembra, principalmente en el centro del área agrícola. De esta manera quedaron afuera 900 mil hectáreas de soja y maíz en la campaña actual. 

“Respecto al área ya implantada, se vio una fuerte afectación de los maíces tempranos. Se contabilizaron mermas de hasta un 40 %. También hubo impacto en la siembra de soja de segunda.

El informe reveló que, en cuanto al maíz, se redujeron las estimaciones de producción en 5,5 millones de toneladas respecto a las estimaciones iniciales. “De todos los cultivos de gruesa, el girasol es el que menos impacto negativo presenta”, aclaró la entidad.

Sequía

El jefe del Instituto de Estudios Económicos, Ramiro Costa, resaltó los impactos económicos resultantes. “Se comienza a ver señales de mejoras en algunas variables económicas mundiales, la reapertura de China, y la continuidad del acuerdo de granos en el Mar Negro que, aun cuando los stocks están ajustados y los precios se encuentran en niveles altos, no lo están en los máximos registrados”, destacó.

En este sentido, Costa sostuvo que los efectos sobre la cadena triguera proyectan una caída en la exportación del orden del 55 % con relación a la campaña pasada, lo que implica 3.000 millones de dólares menos, y una caída del 36 % en aporte al producto bruto. “En maíz, se espera una reducción de las exportaciones del 21 %, es decir, una caída de 2160 millones de dólares, con 3600 millones de dólares menos de aporte a la economía”, aclaró.

En cuanto a la soja, es el cultivo que mayor impacto tiene la sequía. Se debe a la importancia de la oleaginosa que se espera una menor producción y que reduzca el producto bruto sojero en 5800 millones de dólares con relación a la campaña pasada. Esto significaría una caída en las exportaciones de 4500 millones de dólares y la recaudación se vería afectada en 2300 millones de dólares. 

“En suma, los impactos que tendría la sequía sobre el aporte del sector en el escenario actual son de una caída interanual de 12.245 millones de dólares en el producto bruto agroindustrial (-23%); una reducción de las exportaciones de casi 10.000 millones de dólares (-23%) y, caída en la recaudación del 19 %, es decir, de 3314 millones de dólares”, explicó la BCBA. Al mismo tiempo, aclaró que el impacto podría ser mayor si no se normalizan las lluvias.

Para Costa, estos escenarios climáticos ponen de relieve la importancia de tener políticas públicas que acompañen al sector. “Si se busca una rápida recuperación de la actividad agroindustrial, la ley agroindustrial que promueve el Consejo Agroindustrial es un primer paso en este sentido. También se precisarían medidas que apunten hacia una disminución de la presión impositiva, con una rebaja gradual de los derechos de exportación, mejoras de la infraestructura, en el financiamiento, desarrollo y adopción de tecnología, y acceso de nuestros productos a los mercados internacionales”, concluyó el comunicado de la BCBA. (AgrofyNews)