La Provincia de Buenos Aires reglamentó la Ley de Generación Distribuida

A partir de la implementación del Decreto reglamentario N°2371/2022 de la Ley 15.325, los vecinos y vecinas de la provincia de Buenos Aires podrán convertirse en “Usuarios-Generadores” (UG) a través de la instalación de paneles solares en sus domicilios. De esta manera estarán habilitados para la generación de energía por fuentes renovables para el autoconsumo.

Además, en caso de generar un excedente, podrán inyectarlo a la red eléctrica, recibiendo descuentos impositivos por ello. Para promover la actividad, la Provincia incorpora ventajas tributarias para los usuarios que produzcan energía renovable relacionadas a exenciones en Ingresos Brutos y en el Impuesto al Sello.

Cabe destacar que la posibilidad de generar e inyectar energía en forma particular no sólo produce ahorros en las facturas del servicio eléctrico, sino que también permite un uso más eficiente de la energía, y promueve hábitos de cuidado ambiental.

En el texto de la ley se designa como autoridad de aplicación al Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos y prevé la creación del Registro de Usuarios-Generadores de Energía Renovable de la Provincia de Buenos Aires (RUGER), donde constarán los usuarios generadores inscriptos por las distribuidoras provinciales y municipales de energía eléctrica.

Además, se define como Usuario Generador al hogar en donde se instalen equipos de energía renovables destinados a su propio consumo, y con la posibilidad de volcar los eventuales excedentes de electricidad a la red de distribución eléctrica. No están comprendidos los grandes usuarios o autogeneradores del mercado eléctrico mayorista.

Los UG de Edenor y Edesur -ya adheridos a la Ley Nacional- que deseen acceder a los beneficios provinciales, deberán ingresar su certificado de usuario generador expedido por el Registro Nacional en el RUGER, a través de su distribuidora

A su vez, el subsecretario de Energía bonaerense, Gastón Ghioni expresó que “esta medida es parte de una apuesta integral a un modelo energético más eficiente, descentralizado y ambientalmente sostenible”.

Finalmente, sostuvo que esta norma “mejora la matriz energética provincial con mayor aporte de las renovables, y reduce la carga sobre el sistema de transporte y distribución”, al tiempo que “ganan todos los involucrados: las empresas, los usuarios y el Estado”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.