Murió Pelé, el máximo ídolo del fútbol brasileño y uno de los mejores jugadores de la historia

El fútbol está de luto. Pelé, el máximo ídolo brasileño y uno de los mejores jugadores de la historia, murió este jueves a los 82 años. Ganador de tres Mundiales (1958, 1962 y 1970), ‘O Rei’ dejó una de las huellas más importantes del deporte. Su fallecimiento conmociona al planeta entero.

El estado de salud de Pelé se había agravado en los últimos días, a tal punto que su familia había dicho que iba a pasar la Navidad internado. El brasileño, que padecía un cáncer de colon, había sufrido una progresión de la enfermedad en el último tiempo, además disfunción renal y cardíaca.

Pelé fue internado el 29 de noviembre para una reevaluación de su tratamiento de quimioterapia contra el cáncer de colon detectado el año pasado. Desde ese momento afrontó altibajos en su salud. Su cuadro empeoró la semana pasada. Murió este jueves.

Fue su hija Kely Nascimento quien confirmó la muerte del astro del fútbol con un emotivo posteo en su cuenta de Instagram. “Todo lo que somos es gracias a vos. Te amamos infinitamente. Descansa en paz”, escribió junto a una foto en la que se ven las manos de los familiares tomando las de la leyenda brasileña.

El mensaje en la cuenta de Pelé

La familia de O Rei publicó un sentido escrito en su cuenta oficial de Instagram para anunciar su muerte y rendirle un homenaje:

La inspiración y el amor marcaron el viaje del rey Pelé, quien falleció pacíficamente hoy. En su viaje, Edson encantó a todos con su brillantez en el deporte, detuvo una guerra, realizó trabajo social alrededor del mundo, y difundió lo que él más creía que era la cura para todos nuestros problemas: el amor.

Tu mensaje en la vida se convertirá en un legado para las generaciones venideras.

Amor amor y amor para siempre.

La inspiración y el amor marcaron el viaje del rey Pelé, quien falleció pacíficamente hoy. En su viaje, Edson encantó al mundo con su genialidad en el deporte, detuvo una guerra, llevó a cabo obras sociales por todo el mundo y difundió lo que él más creía que era la cura para todos nuestros problemas: el amor.

Su mensaje de hoy se convierte en un legado para las generaciones futuras.

Amor, amor y amor, para siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.