Las recetas electrónicas del PAMI siguen siendo válidas para sus afiliados

El médico y gerente de Efectores Propios de PAMI, Fernando Ali, aseguró este martes que las recetas electrónicas de este prestador, a las que acceden cuatro millones de jubilados, “no se ven afectadas” por la resolución dispuesta este lunes por el Ministerio de Salud de la Nación, a partir de la cual ya no serán válidas las prescripciones confeccionadas en papel y enviadas «como foto» a través de mail o WhatsApp.

“Es importante reforzar que, a diferencia de las recetas que eran enviadas como fotos o escaneadas, la receta electrónica del PAMI sigue siendo válida y se puede seguir usando con normalidad”, sostuvo el médico.

«Esto es así», continuó, «ya que el organismo cuenta con un sistema que homologa esas recetas (electrónicas) que se envían automáticamente a la farmacia».

Publicada este lunes en el Boletín Oficial, la resolución Nº 3622/2022 derogó la Nº 696/20 del 31 de marzo de 2020 que habilitaba, durante la pandemia de coronavirus, la presentación en la farmacia de prescripciones confeccionadas en papel por profesionales médicos y enviadas como foto o escaneadas a través de aplicaciones de mensajería vía web, mail o fax.

Ali explicó que conforme a la Ley 27.553 que las regula, «las recetas electrónicas deben cumplir, entre otras características, con la garantía de la Ley de Protección de Datos Personales y la de Derechos del Paciente”.

«Esto no se garantiza en el caso de las fotos en Whatsapp», aseguró.

Con anterioridad al inicio de la pandemia, cuatro de los cinco millones de afiliados del PAMI ya podían acceder a recetas electrónicas que cumplen con estos parámetros de seguridad, trazabilidad, verificación, almacenamiento e identificación de usuarios únicos.

El acceso es a través del sistema FarmaPAMI, que requiere de dos pasos: el afiliado solicita al médico que haga la receta, que migra a través del sistema de manera segura, y queda almacenada en la nube, para que en la farmacia puedan dispensar la medicación al ser retirada.

Para su obtención, la persona afiliada al PAMI,, o un familiar, debe acercarse a la farmacia únicamente con el DNI y credencial requerida.

«La receta electrónica es una herramienta que facilita y agiliza» la prescripción y dispensa de medicamentos, al tiempo que otorga más seguridad al acto médico y permite mejorar la calidad de atención médica a las personas afiliadas al PAMI, especialmente a quienes padecen de cuadros crónicos», aseguró Ali.

«En estos casos, la receta puede ser posdatada a tres meses para enfermedades que son crónicas», indicó.

Según el profesional, «Este mecanismo garantiza el control y la transparencia en la dispensa de los medicamentos dentro del PAMI, donde el 99% de las recetas emitidas ya son electrónicas».

Además, «permite una supervisión permanente de una comisión interdisciplinaria de expertos que evalúa criterios de uso, racionalidad y efectividad de los medicamentos que se prescriben con recetas electrónicas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.