Jugadoras de Padel despidieron el año en la ciudad de 25 de Mayo

Si bien fue una de las actividades más practicadas en los ’90, luego de su etapa de esplendor, el padel desapareció; hoy se reinventa con nuevas características que lo vuelven más amigable y lo ubican entre los preferidos de los deportistas urbanos.

Y la ciudad de 25 de Mayo no es la excepción, de hecho, es una plaza muy visitada por aficionados y/o profesionales en diferentes torneos. Además, hay muchísima variedad de canchas de diferentes estilos para practicar este deporte. Y como no podía ser de otra manera, muchas jugadoras decidieron celebrar este exitoso año compartiendo un encuentro donde no faltaron anécdotas, charlas, risas y recuerdos de algún partido.

Su popularidad se debe a que es un deporte social, divertido, fácil de jugar y ahora, casi sin riesgos de lesiones. Ahora, las claves de su resurgimiento se encuentran en los nuevos materiales de construcción: tramas texturizadas, pisos “blandos” que reemplazan la dureza del cemento tradicional. Además de ser más amigable, evita esguinces, fracturas y problemas en rodillas y codos, clásicas heridas del deporte que fue furor en los 90. Los protagonistas de este retorno esgrimen que la pandemia tuvo mucho que ver. Junto al tenis, fue una de las primeras actividades deportivas habilitadas. Y los jugadores de todas las edades y categorías, profesionales y amateurs, se volcaron a los piques, rebotes y voleas con la misma compulsión que los runners a los parques cuando el gobierno los autorizó a volver a correr.

Otro de los números que explican el fenómeno es la cantidad de parejas que se anotan a los torneos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.