Fernández revela detalles de dinero transferido por parte de la gestión en obras que no se hicieron

“Vuelvo a preguntarle a los vecinos, ¿seguimos así?”, consulta el concejal que emitió su voto negativo en el debate sobre rendición de cuentas el pasado viernes en el HCD.

“Mucho se ha dicho ya”, expresa Fernández en el debate por rendición de cuentas llevado a cabo el viernes pasado en el momento de tomar la palabra: “La verdad que se trata de un tema muy importante y difícil”, suma el concejal radical de la fuerza Juntos por el Cambio.

“Pero ir a revisar cajas al municipio de 25 de Mayo , no es grato. La rendición de cuentas se trata de una auditoría que se puede hacer y, de un muestreo básico de lo que es la rendición de cuentas para un Estado municipal”, expresa.

Luego, hace una pausa y dice: “Quiero referirme a las cooperativas que aparecen, que ya mencionamos, pero puntualizo en una de los dos contratos, la de pintado y alumbrado de columnas, y el pintado de sendas peatonales que van desde calles 9 y 36 a 18, de 18 a 19 y de 19 a 9. En este sentido, quiero imaginar que cuando uno hace un presupuesto de diferentes tareas cualifica y cuantifica de diversas maneras”.

“Peo, vaya, acá nos encontramos con el mismo contrato son un copia y pegue para distintas tareas. Los mismos metros lineales. Es raro que el pintado de una columna se cuantifique en 3000 metros lineales como lo es en un barrido. El mismo monto de obra”, explica el arquitecto.

“Pero dimos con algo más: Plata transferida, por ese trabajo de pintado de columnas, a una cuenta de un banco Santander, cuando sabemos que los empleados de la cooperativa cobran por ventanilla en el municipio”, sentencia el edil.

En esta línea, enojado, enuncia: “Peo lo más grave de todo esto es que, si uno va a las calles y las recorre se va a encontrar con que el trabajo no fue hecho (muestra dos fotos). Las columnas que hay en la calle 19 son de cemento y nunca vi que se pinten. Las columnas de alumbrado que hay sobre la calle 18, son de caño y hace mucho que no están pintadas. Invito a todos los vecinos para que lo vean. Ralinqueo le pagó a una cooperativa por un trabajo que no se hizo. ¿Esto debe seguir así? Y lo hizo con la firma del director de servicios urbanos Farias y del Secretario de Servicios públicos, Giulodori.”

“Ahora, pregunto: ¿Nadie controla, nadie se fija si las tareas se hacen? ¿Tan fácil es ir, pagar y que nadie controle? La plata no es del intendente, es de los vecinos”, enfatiza.

“Y la verdad- comenta algo más aplacado- es que llama poderosamente la atención que con un municipio que tiene una planta altísima de funcionarios, no se controle. ¿Dónde están esos capacitados y con vocación pública? ¿Las obras, no se certifican? Pero, bueno – larga en tono resignado- se hizo el contrato, se pagó y acá están las pruebas. El trabajo no se hizo. Vuelvo a preguntarle a los vecinos, ¿seguimos así?”, termina tratando de interpelar al vecino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.