Por Leo Baldo: ¿Conciencia Social?

Imagen Ilustrativa

¿Conciencia Social?

Hay injusticias que descomponen los latidos sinusales

al buen ritmo

al tercer ojo

, a eso de «mirar al futuro».

La cosa es ésta:

Camino por la calle 10 de mi pueblo, 25 de Mayo

siento el frío querer meterse en mi cabeza.

Llevo gorra. Estoy tranqui

El cuerpo mío, desabrigado

Bebí tres pintas

se juega la percepción

necesito un testigo en la desolada cuadra que me diga que siente lo mismo.

Aparece a lo lejos

lo veo trabajar. Pala.

Barre las hojas

las vuelca en un cesto llevado por ruedas que desafían al silencio de una sociedad que dice mucho cuando calla.

-Hace frío, está helando, le digo.

-Si, está bravo.

-¿Cuánto te pagan y cuántas horas laburás en esto?»

-Seis horas y me pagan 34 mil pesos. No hay otra cosa, jefe.

Me quedo pensando en el significante, en esa relación de amo y esclavo que pone en palabras.

Quedo mudo. Estoy más desabrigado que él.

-Jefe, no. Leo.

Trato de cambiar la charla. Le doy la mano.

Ahora camino a casa. Ya estoy en la mesa escribiendo esto que sale con enojo, pero calentito…

no sé, no sé.

34 mil pesos gana esa persona que pone su cuerpo en la noche helada.

34 mil pesos.

Y ahí te invisibilizamos, «barrendero municipal»

34 mil pesos

Hace frío. Ya debe haber encontrado a su compañero en la otra esquina. Me dijo que él tenía algo caliente.

34 mil pesos. Seis horas .

Voy a dejar de repetirlo, ¿para qué gastar energía? Pasado mañana tal vez me olvide, te olvides.

Conciencia Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.