Día Mundial del Clima: por qué se celebra cada 26 de Marzo

Cada 26 de marzo, por disposición de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se celebra el Día Mundial del Clima con el propósito de concienciar a la población sobre la importancia que tienen las acciones y actividades del ser humano en la variación climática. En un contexto de emergencia climática global, se busca que la población se haga eco de la problemática y comience a generar hábitos más amigables con el medio ambiente.

Aunque las variaciones climáticas son comunes, los científicos afirman que en el último siglo se registró un ritmo de cambio acelerado, resultado del desarrollo de las industrias y del crecimiento de la población humana. Estos factores contribuyen al cambio climático a través de la emisión de gases de efecto invernadero, la contaminación ambiental, las malas prácticas ambientales, la deforestación y la sobrexplotación de recursos naturales.

Con la provocación de estas condiciones adversas para los ciclos naturales que permiten la vida en la Tierra, en el Día Mundial del Clima se busca la realización de actividades concretas alrededor del mundo, que contribuyen a crear reflexión pública, a través de la producción y difusión de un mensaje que pretende informar y advertir sobre la adaptación al cambio climático y los riesgos subyacentes que atentan contra la humanidad, a diferentes escalas espaciales y temporales.

El clima son las condiciones meteorológicas de un determinado lugar a largo plazo que toman en cuenta a través de estadísticas la temperatura, la presión, el viento, la humedad y las precipitaciones.

Cómo es el clima en Argentina

Argentina se ubica dentro de la zona subtropical-templada en escala general. Sin embargo, su extensión latitudinal americana, entre los 22° y los 55° S aproximadamente, supone el desarrollo de una gran diversidad climática que abarca desde los climas tropicales de las ecorregiones chaqueña, tucumano-oranense y misionera, hasta los climas fríos del sur.

Por otro lado, excepto en el noroeste, la Argentina goza de un clima principalmente oceánico. En el Oeste, en tanto, la cordillera de los Andes es un gran condicionante del clima regional, ya que los picos altos desde 40° S y hacia el norte, junto con la lejanía del Atlántico, determinan características continentales en el noroeste y Chaco.

Hacia el Sur, en cambio, la cordillera es baja y el ascenso de los vientos del Oeste produce precipitaciones del lado chileno y sobre una angosta franja del lado argentino, aunque luego los vientos continúan secos hacia la meseta patagónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.