Desde Juntos y Juntos por el cambio buscan solución respecto a problemas relacionados al “tránsito pesado”

Es por la cantidad de camiones, acoplados y remolques que circulan por la ciudad cabecera y las localidades del interior del partido

Los concejales de Juntos, Sergio Mansilla y Giana Fuentes, y los concejales de Juntos por el Cambio, Marcela Bucci, Facundo Fernández y Mauricio García, proponen, desde el HCD, trabajar respecto al incremento del tránsito pesado en las calles de nuestra ciudad cabecera

“La sustitución del transporte ferroviario por el transporte automotor incrementó la cantidad de vehículos pesados circulando en las localidades, sobre todo en nuestra zona que, por ser eminentemente agrícola-ganadera, tiene un alta de demanda servicios de transporte”, dijo Mansilla

En esta línea, Bucci indicó que “el crecimiento urbano y poblacional que se da en algunas localidades hace crecer el tránsito vehicular, así como transforma en urbanas zonas que hasta hace poco eran rurales”.

Por su parte, Fernández explicó que todo estos “requiere de una planificación y organización del tránsito para evitar o minimizar conflictos y problemas derivados de la nueva realidad, los que van desde los daños edilicios producidos por las vibraciones del suelo hasta el riesgo de accidentes de gravedad con peatones y ciclistas”.

“Hemos recibido concretamente el pedido de vecinos de la localidad de Pedernales para que el municipio habilite una playa de guarda para vehículos de gran porte, dando así una alternativa para los responsables y permitiendo restringir la circulación y el estacionamiento de los mismos. Los vecinos de Gobernador Ugarte se han expresado en el mismo sentido”, indicó.

Por su parte, Mauricio García explicó que “la ordenanza 3096/2011 prohíbe el estacionamiento de vehículos pesados en las calles pavimentadas de las localidades de Norberto De La Riestra y Pedernales, pero en la actualidad esta regulación debe ser complementada con el establecimiento de nuevas zonas de restricción, aún con calles no pavimentadas, dada la dinámica urbana que han tomado algunos barrios”.

“En general, en las localidades del interior existen predios susceptibles de ser transformados en playas de guarda, siendo un ejemplo los predios ferroviarios, de gran extensión, dado que esta utilización no demanda grandes construcciones ni la modificación de los predios teniendo en cuenta que no son propiedad del municipio, pero este puede obtener permisos, suscribir convenios u obtener su custodia”, detalló.

Por su parte, Fuentes enunció: “Actualmente existen medios accesibles y de relativo bajo costo para garantizar la seguridad de una playa, como los cercos perimetrales, las cámaras de vigilancia y una iluminación adecuada, inversiones que no representan grandes erogaciones para el presupuesto municipal”.

Po último, expresó: “El Municipio bien puede convenir el funcionamiento de este tipo de playas con entidades que agrupen a transportistas y afines, estimulando la institucionalización en los lugares donde no se encuentren agrupados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.