La de Matemática: la profesora veinticinqueña que resuelve dudas y da clases gratis en Twitch

La matemática no entiende de grises, o la amás o la odiás, casi que no hay término medio. Eso genera que durante la primaria y secundaria muchos chicos y chicas terminen odiando la materia y resignándose. Pero existe un canal de Twitch que ayuda a quienes necesiten una mano en la asignatura, de la mano de Adriana González, más conocida como La de Matemática. Es una profesora de La Plata, que casi a diario inicia sus directos desde su casa de manera gratuita para enseñar, resolver dudas y conseguir un objetivo: que a más gente le guste matemática.

—¿Cómo fue que comenzaste en Twitch?

—En el 2020 conocí Twitch, y en el 2021 empecé a conocer más gracias a mi hija Cata, que empezó a stremear en abril. Yo me había hecho la cuenta pero no sabía muy bien de que se trataba. Cuando ella empezó a stremear la empecé a seguir y ahí empecé a ver de que se trataba esto del chat, de interactuar, de que había un canal en vivo, que había varias personas que hablaban, y me encantó el formato. Y le dije en agosto: “¿Te parece que prenda dando clases en Twitch?”. Y el 4 de septiembre del año pasado arranqué con las clases de matemática, pero no proponiendo yo un tema, sino recibiendo las consultas a través de Discord. Me crearon un Discord para que me puedan mandar por ahí las dudas y hay un canal que se llama Tareas y me mandan las consultas. A partir de ahí levanto lo que mandan, o hay cosas que preguntan por el chat directamente. Y así fue como empecé. Yo tenía otro nombre de usuario antes, que era Adriana González y me lo cambié por LaDeMatemática. Le dije: “¿Te parece este nombre?”, y me dijo que le encantaba. Porque como los chicos en el cole dicen “tengo con la de inglés, con la de naturales, etc”. Bueno, me puse LaDeMatemática.

Actualmente trabaja en dos escuelas secundarias de La Plata (en la provincia de Buenos Aires) que están instaladas en zonas rurales. Da clases en segundo, cuarto, quinto y sexto, y además da clases en institutos de formación docente. La profe no para de trabajar, de educar, y a los streams le dedica varias horas. A la fecha de escrito este articulo supera las 133 clases online, con streams largos que algunos se extienden hasta las ocho horas de duración. Durante enero se animó a un 24 horas consecutivas, y unos días después realizó un extensible que alcanzó las 100 horas.

La Profe en la premiación de la CA Awards.La Profe en la premiación de la CA Awards.

“El extensible fue el stream más largo que hice. En la misma semana, entre sábado y domingo, hice un 24 horas, y el miércoles siguiente arranqué el extensible que fue la clase 100, que iba a ser sin límite, pero llegadas las 80 horas más o menos le pusimos límite de 100 horas. A las 100 horas cortamos el relojito para que no se extienda más allá e hicimos casi 101 horas. Desde el miércoles a las 20:00 hasta el domingo a las 0:00, y casi hasta la 1:00 estuvimos festejando y saludando. Fueron 100 horas de extensible y una horita más de festejo. Fueron casi 101 horas en las que dormí solo ocho horas. Dormí dos horas el sábado a la madrugada, cuatro el domingo a la madrugada y dos horitas el domingo a la tarde para llegar. En esos momentos me cubrió Cata, no cortamos el stream”, repasó.

—¿Cuál es la mayor diferencia entre las clases presenciales y un stream?

—Una es que en el stream se une y se queda el que tiene ganas. Por ahí hay gente que pasa a molestar, pero lo banean. Y en la clase presencial hay gente que no tiene ganas de estar, pero tiene que estar igual porque la escuela secundaria es obligatoria, y a veces se pone difícil poder atraerlo a tener ganas de aprender. Por ahí lo más difícil es que cuando me quieren señalar algo me dicen: “Ahí, ahí, el -2″. Como no lo puedo oír y me preguntan algo escrito voy buscando. Por ahí en un aula es más rápido, o se levantan y te señalan con el dedo en el pizarrón. Capaz se pierde menos tiempo siendo virtual porque no hay nadie que interrumpa, lo voy regulando yo eso de parar o no. Creo que es la mayor diferencia, y que las consultas son variadas, porque acá las consultas las proponen los que quieren aprender, y en la clase soy yo la que lleva el tema para aprender y las actividades.

—¿Qué consejo le darías a otros profesores que no pueden conectar tanto con los alumnos?

—Consejos de la clase es que aprendan a escucharlos, que intenten enseñar cosas, no que sirvan para la vida real, porque un logaritmo para ir a comprar papas no sirve, pero sí entender que la matemática te ayuda a formar ese pensamiento lógico. Entonces hay cosas que son necesarias porque es cultural y que entienda tanto el docente como el alumno que tenemos que formar parte de esa cultura y que todos podemos aprenderla. Lo que le diría a un profe como consejo es que no hay gente que no pueda aprender matemática si brindamos la condiciones necesarias para que aprendan y si rompemos las barreras que existan para el aprendizaje. Todos tenemos que aprender a escuchar, tener los oídos súper abiertos, y tratar de entender, porque lo que tenemos adelantes no son robots, sino que son personas de carne y hueso que llegan al aula con determinados problemas. Es una edad complicada, y hay que entender tanto desde la adolescencia como desde todas las formas sociales de vivirla. Si hay algo que no saben, que no digan cualquier cosa, sino que digan: “No, la verdad que no sé, la verdad que tengo que averiguarlo, dejame que lo averigüe y lo traigo”.

"Matemática en español, no en chino básico", es la descripción de su canal.«Matemática en español, no en chino básico», es la descripción de su canal.

¿Cuál pensás que es la mejor manera de que a los chicos disfruten la materia?

—Esta manera parece que les resultara bastante amena. Lo que pasa también es que acá preguntan la necesidad que tienen, y por ahí en el aula no lo ven como una necesidad, lo ven como una obligación. Acá llegan con una necesidad: “No sé hacer tal cosa”. Y me parece que viene por ahí el que tengan más ganas. Igual se quedan muchos, no solo para consultar, sino que los demás también están escuchando, y a veces nenes más chiquitos dicen: “No entiendo nada”, y se quedan igual a escuchar toda la respuesta y toda la explicación, y ver un pizarrón lleno de respuestas para chicos más grandes, y por ahí a veces les digo: “No pasa nada que no entiendas ahora si estás en primer año de la secundaria, cuando llegues a cuarto o a quinto te va a resultar familiar aquello que estuviste escuchando en este momento acá”.

El boom de la Profe en Twitch comenzó en octubre del año pasado, cuando a través de un tweet que se hizo viral Coscu recomendó su canal. “Hoy me pasaron el Twitch de una profesora de matemática, que de forma muy tierna y desinteresada ayuda a la gente que pasa por su chat con cada cosa que no saben resolver o aclarando dudas sobre la asignatura. Tenemos que fomentar que estas cosas sigan pasando”, había escrito en su momento. A partir de ahí fueron cada vez más personas las que pasaron por sus directos, a veces con dudas y a veces solo con palabras de apoyo y aliento. Actualmente el canal tiene casi 77.000 followers, y va por más. Además fue ganadora del picante de oro a Mejor Streamer Alternativo en los Coscu Army Awards 2021, y siempre dice presente en los partidos de fútbol femenino y fútbol mixto a beneficio en el que participan muchos actores de la escena.

—¿Qué pensás de la comunidad que te recibió tan bien? ¿Y qué considerás que es lo mejor de la escena?

—Me encanta la colaboración que hay, la comunidad que se forma y yo no me puedo quejar de absolutamente nada porque no me tratan bien, me tratan más que bien, ¡recontra re bien! Así que no me pudo quejar de absolutamente nada. Cuando llegué a la AGS -que fue la primera vez que tuve contacto con la gente de la escena-, me trataron súper súper bien, y a partir de ahí en adelante, y cada vez que paso por algún canal o hablo por Instagram o alguien de la escena siempre hay buena onda, la mejor. Diría Cata: “Es que sos como la tía divertida de todos, por eso te tratan así”. La verdad es que son divinos y hay una comunidad potente que se apoya. Más allá de que pueda haber cosas, rispideces y demás, pero en general es una comunidad que se súper apoya.

Adriana ganó el Picante de Oro a Mejor Stream Variedad en la Coscu Army Awards. Ahora exhibe el trofeo en sus streams.Adriana ganó el Picante de Oro a Mejor Stream Variedad en la Coscu Army Awards. Ahora exhibe el trofeo en sus streams.

—¿A raíz de lo que generaste sentís que hay más profesores que buscan hacer algo parecido o apoyar a los chicos en la materia desde otro lado?

—Muchos profesores, pero muchos en serio, se pasan por el canal y me dicen: “Ay, tengo ganas de prender, pero no sé…”. Obviamente que desde el canal los incentivamos, tanto yo como los chicos del chat a que arranquen, que si necesitan algo que vengan y nos pregunten, los chicos también los pueden ayudar. Ellos son los que saben y nos acercan a la plataforma. Hay profes que estaban en YouTube, vienen se pasan y arrancan en Twitch porque se pasaron y hablamos. Juan Medina Molina es de España y es uno de los profes. Hacía videos en YouTube y a partir de un stream del que se pasó arrancó las clases en Twitch también. Hay varios profes de otras materias también, y me parece genial. Es una forma distinta de llegar, y a las consultas sobre todo. Porque la consulta se hace ahí en el momento.

—¿Qué es lo que más te sorprende de tus clases?

—Me sorprende un montón que haya gente de distintos niveles. Ponele, yo digo que doy clases para primaria, para secundaria y el ingreso a la universidad, y se pasan chicos de primaria, chicos de secundaria y chicos del ingreso, pero también se pasa gente de carreas más avanzadas, se pasan abogados, médicos, pasan mamás, papás, mamás con sus hijos, papás con sus hijos, hermanos, y me sorprende eso: la diversidad de gente que pasa por el canal y se queda, y es lo que más me sorprende, que haya gente que tenga ganas de aprender matemática, y que no importe en qué nivel de matemática esté. O capaz ni está estudiando pero quiere aprender algo más de la matemática o que se queda y me dice: “Entré porque estaba en recomendado y me quedé”. Y que me vuelvan a elegir, se queden y tengan ganas de quedarse es lo que más me llama la atención del canal y de las clases. También me pasa que me dicen: “Uy yo terminé las secundaria hace 20 años y nunca entendí tal cosa, y ahora lo estoy entendiendo”, y que vuelvan y me digan “profe, por tal cosa aprobé”.

Pero Twitch no se convirtió solo en un canal para dar clases o enseñar, sino en una forma de conectar con la gente desde otro lado. Las horas y horas de transmisión acercan mucho conocimiento y también momentos de relax, ocio y diversión. La de Matemática no es solo profe, sino que sus transmisiones también incluyen IRL, charlas con el chat, diálogos reflexivos y hasta reacciones a temas musicales. Es una compañía para el espectador y el claro ejemplo de el stream está abierto a toda clase de contenidos. (Infobae)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.