¿Por qué un 8 de diciembre armamos el arbolito Navideño?

Alrededor del mundo millones de personas arman el arbolito de Navidad el 8 de diciembre, a la espera de la Navidad, pero muy pocos saben que el origen es una tradición celta.

Los celtas fueron los primeros en adaptar esta práctica ya que, con la llegada del solsticio de invierno, tenían como tradición adornar un roble. De esta manera, se aseguraban el regreso del sol.

El 8 de diciembre de 1854, en su bula Ineffabilis Deus, Pío IX proclamó que María “por un privilegio único, fue preservada de la mancha original desde el primer instante de su concepción”. Ese dogma de fe establece, precisamente, que la madre del hijo de Dios fue preservada del pecado original desde el primer instante de su existencia, por lo que desde entonces se celebra el Día de la Inmaculada Concepción de María.

También hay otra tradición que afirma que los druidas de Europa Central adoraban a sus dioses adornando el árbol perenne que ellos llamaban Yggdrasil. Después la tradición cristiana decoró pinos con frutos y luces que simbolizan la luz de Jesús.

Actualmente la tradición reza que todos los 8 de diciembre se debe armar el árbol y el pesebre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.