Mercedes Garabano: “Un hobby que se trasformó en un medio de vida”

Mercedes “Mechi” Garabano, es una diseñadora gráfica a quien los caminos de la vida misma, la supieron conectar con el arte de mosaiquismo, motivada por una curiosidad, comenzó a incursionar sobre esta técnica de arte. Hoy la vida la encuentra trabajando en lo que la apasiona y disfruta día a día.

En esta oportunidad nos encontramos y charla mediante, nos habla de su formación académica, sus inquietudes y proyectos próximos a concretar.

-Como fue que comenzaste a incursionar en el arte del mosaiquismo?

-Después de recibirme de diseñadora en la universidad de La Plata, comencé a trabajar en un estudio de La Plata, en graficas precisamente, pero siempre tuve una inquietud artística y por otro lado me fui saturando de estar tantas horas frente a la compu y enajenada con ese ritmo de vida, sentía que me faltaba algo, y justo ahí veo un anuncio sobre un taller de mosaiquismo, no solo me interesó, sino que me inscribí para salir de toda esa rutina, pero jamás me imagine que se convertiría en lo que hoy es mi medio de vida.

– ¿Y cómo surgió la idea de trabajar en talleres de mosaico?

-Cuando volví lo hice con la idea de seguir trabajando como diseñadora, y a la vez armar un taller de mosaico para dar clases, haciendo un camino inverso, porque uno piensa que al estar en una localidad pequeña, las cosas no suceden y sin embargo si pasan. Estando acá pude tener ese tiempo que necesitaba para dedicarme al mosaico, y  empecé a hacerlo paralelamente al diseño, y de un momento a otro, dejó de ser solamente un hobby y se fue convirtiendo en mi medio de vida.

-Sos una artista muy convocada para diferentes exposiciones, ¿cuál fue la primera?

-Si en ese sentido como artista fui haciendo un caminito de a poco, mis primeras exposiciones fueron como alumna en la ciudad de La Plata y en Buenos Aires, y a medida que mis trabajos se fueron conociendo me empezaron a llamar de las Bienales, que son encuentros de muralismo y arte público donde por ejemplo durante una semana hay diferentes artistas con distintas técnicas, y así se me abrieron numerosas puertas, y de repente me encontré exponiendo en otros países, es como que se desplegó un abanico de posibilidades que ni me imagine que sucedería cuando inicie mí primer taller de mosaico.

Mechi, en uno de sus proyectos realizados en la ciudad de 25 de Mayo

-Todo ese nuevo recorrido te guió a un nuevo mundo ¿verdad?

-Si desde la primera exposición que fue en Chile, me abrió la cabeza literalmente  para aprender nuevas técnicas y a la vez me empuja a adquirir más conocimientos y permitiéndome avanzar en caminos de nuevas experiencias.

-¿Y acá en 25 se puede ver algunos de tus murales?

-Si la municipalidad me convoco para varios trabajos, el primer trabajo que hago fue coordinar en la colonia de abuelos, es el mural que está en la laguna mulitas en el sector de la base de campamento, después hice el mural de la mujer que está en edificio de desarrollo social, también hice el de la plaza Democracia (18 y 19) que fue en homenajes a los desaparecidos del último gobierno de facto (1976-1983) y el ultimo que hice se puede ver en el frente del Jardín Chiquilandia.

-¿Podríamos conocer algún nuevo proyecto?

-Si, aunque no puedo adelantar mucho, pero te puedo decir que lo voy hacer en la localidad de Mosconi.

-Para finalizar. Que significa el mosaiquismo para vos?

-El mosaiquismo  es algo que, ha influido mucho en mi personalidad, hoy en día me siento mucho más segura de mí misma, me dio oportunidades de vivencias, y más de una vez me saco de momentos de bajón, es más, en mis trabajos tiene mucho que ver el estado de ánimo de ese momento.

Mechi uniendo partes, rescatando pedazos rotos, y piezas pequeñas de distintas texturas, formas y colores para ensamblar toda esa confluencia, en hermosas obras de arte, y  transformándolas en su sueño.

*Por Fabi Monterroso para 25 Digital


ESPACIO PUBLICITARIO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *