El Club Juventud Unida celebra hoy su 84° Aniversario de Fundación

Rica es la historia de “La Villa”, y añeja también, cabe mencionar. Es por ello que nos debemos remontar al año 1930 para conocer sus inicios, sus comienzos… Por aquel entonces el club no era mas que una idea, un proyecto un entusiasmo y una ilusión. El nombre ya estaba establecido y los colores y el diseño de su pilcha, eran (y son a día de hoy) los del Club Atlético Boca Juniors.

Quienes llevaban a cabo este emprendimiento eran un par de jóvenes de entre 18 y 20 años, amantes del fútbol, que se reunían en el almacén del Sr. Rocco (Ubicado en la esquina de las calles 16 y 24), ya sea para escuchar partidos de fútbol, como así también para charlar sobre aquellas famosas “excursiones futbolísticas” que solían realizarse los días domingos, en donde iban a jugar a otras localidades vecinas, como por ejemplo, Valdés, Malaguita, Pueblitos, etc…Ya en el año 1932 y con un equipo bien conformado, el club se corona campeón invicto.

Dos años más tarde, en 1934, en la esquina de 14 y 24 (donde vivía por entonces Don Carlos Jalil) y donde se encuentra la sede actual, ya concurrían, por entonces, muchos simpatizantes, los cuales fueron participes en la fundación del Club Atlético Juventud Unida. Desde entonces y hasta el año 1939 la Comisión Directiva estaba al mando de Paulino Leo Plaza, cuya dirigencia realizaba distintas actividades, sociales y deportivas para todo el pueblo villero.

Esta misma dirigencia fue la que, allá entre 1940 y 1941, se reunía con el fin de consolidar la institución de manera oficial. Y fue así como el 14 de Marzo de 1941, se concretó la asamblea para elegir las autoridades del flamante club, saliendo elegido el Sr. Don Ángel Stronati, como presidente del azul y oro. Ese mismo año, ya en sus finales, se solicita a la Municipalidad el predio de calles 17 y 20 con el fin de poder disputar los partidos (en ese entonces de 2da División) en cancha propia.

Recién en el año 1956, se inaugura, en la calle 24 (entre 16 y 17, y donde hoy funciona un comedor) la primera sede social. Hasta entonces, las reuniones de la C.D. se realizaban en una “pieza” ubicada donde finalmente se construyó la flamante Sede.

Esta misma dirigencia, al mando del Sr. Ventura Rodríguez y quienes lo secundaban, también tuvieron otras obras para con el club, como lo fue, por ejemplo, la construcción de una pista de baile donde posteriormente se organizaban bailes y eventos.

Años más tarde, ya en 1962 y bajo la presidencia del Sr. Alberto Fernández, corría uno de los años más prósperos para el club ya que se adquiere una vieja casona en calle 15 y 24 (a nombre del presidente de turno). Ese mismo año La Villa cumplía su 25 aniversario. Tal acontecimiento merecía una gran fiesta y así fue que se realizó una cena en lo que hoy es la Asociación Mutual Cosmopolita de Jubilados y Pensionados de 25 de Mayo, ubicada en calle 30 (entre 8 y 9 ex Sociedad Italiana).

Con el cambio de mando en la presidencia, el Sr. Alfredo Miglierini es electo presidente de la institución, y bajo su mandato, tras mucho esfuerzo y la ayuda ce cientos de colaboradores, se gestiona y concreta la sede de calle 14 y 24. Para tal proyecto se fabricaron bloques de cemento (7000 en total). Obviamente esto no se hizo de un día para el otro.

Toda la familia villera no puede dejar de agradecer al entonces Intendente Municipal Don Ricardo Sáenz, y un gran colaborador Don Aidor Stronati que junto con el Sr. Miglierini solicitaron un subsidio al entonces Gobernador de la provincia de Buenos Aires Victorio Calabró, que un 8 de Noviembre de 1975, en su paso por 25 de Mayo, otorgó al club la cantidad de $10.000. Con esa plata se adquirieron las aberturas y el techo parabólico de la sede actual. En principio, la cantidad total que el Gobernador iba a prestar al club eran $20.000, que se iban a entregar en dos tandas de $10.000, pero el golpe militar en el año 1976 impidió la segunda entrega.

Esto no hizo que el sueño fuera imposible y no se concretase, al contrario. Un 27 de Septiembre de 1977, en una noche muy recordada donde hubo de todo, desde fiesta, bailes y eventos, hasta el sorteo de un auto Citroën y una flamante y monstruosa torta de 11 pisos, que fue degustada por todos los comensales. Tanto festejo y algarabía no eran para menos, y es que también, ese mismo día, la institución cumplía 40 años.

Pasaron los años y los festejos y la alegría no aminoraron, ya que a fines del año 1978, en el mes de noviembre, Juventud Unida jugaba la final contra el Club Pedernales (de la vecina ciudad homónima) en cancha de Alumni. El cotejo terminaría con 4 goles para el local y 2 para el visitante, coronándose por primera vez campeón y haciendo estallar el fervor para toda una “gran barriada villera”. Esto sería solo el comienzo, porque 4 años más tarde, en 1982, el club vuelve a coronarse campeón.

Eso no es todo, Juventud también puede jactarse de lucir en sus vitrinas la Copa Municipal obtenida definitivamente el 8 de Noviembre de 1985, después de haberla ganado 5 años alternados, ya que la reglamentación para obtener ese trofeo era ganarlo tres años seguidos o cinco alternados. Dicha copa se jugaba todos los 8 de noviembre y formaba parte de los actos del Aniversario de la fundación de 25 de Mayo. En esta oportunidad se le ganó en la final al Club Atlético Sportivo por un tanto contra cero. El único gol del match lo convertiría “Pancho” Carnevale.

La Villa vuelve a consagrarse en 1989. En aquel torneo, el rival a vencer para gritar “Campeón!” fue el Club Atlético Alumni. El partido se jugó en cancha de Plaza España y el resultado fue un abrumador 4 a 0 para el conjunto azul y oro.

Hubo que esperar 6 años para que el pueblo villero vuelva a salir a festejar a las calles, pero valiosa fue la espera, ya que en 1994 se ganaron los dos campeonatos: Apertura y Clausura. Acontecimiento histórico y muy importante para el club, en lo que respecta a lo deportivo y que quedó, queda y quedará grabado en la memoria de todos los hinchas.
La final del Apertura se disputó un 7 de agosto de dicho año, y fue contra Club Atlético El Globito,rival al que no se pudo derrotar en los 90 minutos, por lo que hubo que definir desde los 12 pasos y es allí donde Juventud sacaría a relucir su chapa y estirpe de campeón, imponiéndose 3 a 0 en un estadio de Argentinos que por ese día dejó de ser aurinegro para pintarse de azul y oro.

El 3 a 0 se volvería a repetir, pero esta vez, dentro de los 90 minutos. Quienes sufrieron aquella tormenta auriazul fue el Club Atlético Sportivo, que tras un primer tiempo aguerrido con un marcador en cero, pensaron en revertir la historia en la segunda mitad, pero con un “Pancho”Carnevale encendido y su hermano siguiendo sus pasos, convertirían los 3 goles para que el estadio de de Plaza España explote de alegría y festeje el segundo campeonato consecutivo del club.

Obviamente no siempre se gana. A Juventud le tocó perder en 2 ocasiones. La primera fue en 1947, y 22 años más tarde, en 1969, un domingo 21 de diciembre, jugó la final en la cancha del Club Atlético Sportivo contra el Club Atlético Defensores de Plaza España, donde, si bien se dejó todo, el equipo auriazul se quedaría con las ganas tras perder por 3 tantos contra 2.Volviendo a lo institucional, antes de cumplir los 50 años se logró construir el gran gimnasio que fue inaugurado con una gran cena, sin duda una fiesta para esa “Gran Barriada”.

Por fin con 50 años cumplidos y medio siglo de historia que presumir, se organiza un gran evento que tuvo de todo, como era costumbre en el club. Pero lo más recordado de aquella noche serían las palabras que esbozaría el presidente Alfredo MiglierineLo mejor que tiene Juventud Unida es su gente”.

En los años subsiguientes y en la nueva sede, se construyó la cancha de césped de “papi” fútbol y la cancha de bochas. Además, con la intervención de un grupo de madres incansables y permanentes, se comenzó a construir el comedor que hoy es el orgullo del barrio.

Pasó un tiempo y durante la presidencia de Don Alfredo Miglierini, se adquirió un terreno en calle 18 y 19, donde años mas tarde y para alegría y fervor de toda “la Villa” se asentaría allí el tan ansiado estadio propio, el “Estadio Alfredo Miglierini”, en honor y homenaje a aquel querido y muy bien recordado presidente. La inauguración oficial de la “casa” de Juventud Unida fue el 7 de Octubre de 2007, bajo la presidencia de Jorgito Tizzano, quien además de agradecer al entonces Sr. Intendente Municipal Don Mariano Grau, dijo otra frase muy recordada: “Hoy Juventud juega de local“.

Crédito: Interior Camisetero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *