La ciudad de Saladillo celebra hoy 157 años de historia

Saladillo es una ciudad la cual esta ubicada al sur del río Salado, en el interior de la Provincia de Buenos Aires (ubicado en el interior de esta provincia), Argentina, y la cabecera del partido homónimo. A partir de la segunda década del siglo XIX, la colonización blanca de los territorios y el establecimiento de las estancias dedicadas a la ganadería la convirtieron en una de las poblaciones más promisorias de la región a fines del siglo XIX.

Saladillo es un caso singular, ya que su pueblo cabecera fue creada muchos años después de la creación del partido.

A partir de la presidencia de Bernardino Rivadavia, a mediados de 1820, el actual partido de Saladillo fue un lugar habitado por los primeros pobladores blancos provincianos que habían cruzado el Río Salado que demarcaba la línea natural entre blancos y aborígenes. Al sur de esta línea de frontera se establecieron los primeros estancieros dedicados a la explotación extensiva de la ganadería bovina y ovina. Estos establecimientos rurales eran constantemente atacados por los malones de los aborígenes quienes se llevaban cautivos y robaban el ganado.

Durante la próspera gobernación de Juan Manuel de Rosas, por decreto del entonces gobernador de Buenos Aires, el 25 de diciembre de 1839, fue creado el partido de Saladillo, que tomo su nombre del arroyo que marca el límite noroeste del territorio y que es afluente del Río Salado. Más adelante –concretamente el 31 de julio de 1863- se firmaba el decreto de la fundación del pueblo. En 1846 entró en funciones el primer juez de paz propio del partido de Saladillo quien era el encargado de la organización y administración de la justicia y el gobierno.

Luego de un tiempo, Saavedra tomó en cuenta el pedido y ordena al juez de paz que forme una “comisión fundadora”, constituida finalmente en 1863. Formada ésta, sus miembros discutieron acerca de la ubicación donde se crearía el pueblo, llevados por la confrontación política entre mitristas y alsinistas. Muchos hacendados querían que su campo fuera el lugar elegido, y otros pretendían que este se ubicara cerca de un fortín.

Ante estos problemas, el gobernador Saavedra emitió, el 31 de julio de ese mismo año, el decreto de la fundación del pueblo. A pesar de los esfuerzos del juez de paz Álvarez, la comisión fundadora, permanecía enfrentada.

Varios miembros de la “comisión fundadora” recibieron al ministro Mariano Acosta quien arribó a Saladillo junto con el agrimensor Enrique Nelson y su ayudante Jacques Coquet con la firme decisión de fundar el pueblo. Junto con el juez de paz eligieron el terreno adecuado luego de unas horas al encontrar una “lomada” de tierra negra y, con la venia del agrimensor, el ministro bajó de su caballo y, donde actualmente se sitúa el monumento a la bandera en la plaza principal, clavó la estaca fundacional exclamando: “salga pato o gallareta, aquí será el centro del pueblo”.

Federico Álvarez de Toledo Bedoya, uno de los integrantes de la “comisión fundadora” y estanciero del pago, fue quien tuvo a su cargo la colocación de la piedra fundamental del pueblo de Saladillo ya que los restantes miembros lo seleccionaron debido a que “siendo el miembro más joven, podrá ver el futuro de lo que ahora empezamos”.

A partir de ese momento, quedó a cargo de Nelson, Coquet y sus peones, la tarea de delinear y planear avenidas, calles, solares y quintas, para dar forma al pueblo, siendo el trazado oficialmente aprobado el 1 de septiembre del mismo año.

Al mismo tiempo, uno de los conflictos a los que se enfrentaba toda la región eran los ataques aborígenes, que se agravaron radicalmente tras el derrocamiento del gobernador Rosas, quien si bien tenía una buena relación con los indios amigos, no la tenía con aquellos que maloneaban las estancias y pueblos de la frontera sur. [cita requerida]Finalmente la Conquista del Desierto, en 1879, dio solución al problema del indio, avanzando las fronteras nacionales inicialmente hasta los ríos Negro y Neuquén.

Recién en 1948 el pueblo de Saladillo fue promovido a la jerarquía de ciudad por gestiones del diputado provincial Américo Nicolás Giordano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *