A pesar del aislamiento social, mayo registró un gran consumo de yerba

El mate fue uno de los primeros hábitos que se aconsejó no realizar durante la cuarentena. El mate es una costumbre social, pero producto del coronavirus se debe realizar de forma individual.

Estas medidas no afectaron la demanda de yerba, que registró un importante volumen en mayo. “A pesar del complejo contexto generado por la pandemia, el sector yerbatero mantiene su volumen de producción para abastecer la sostenida demanda de los consumidores”, informaron desde el INYM.

Las salidas de molino durante mayo alcanzaron los 23,9 millones de kilos. En el acumulado de 2020 se llegó a 110,9 millones de kilos. El consumo interno y externo permitieron que la demanda sea sostenida. 

En lo que respecta a cosecha, los informes del INYM informaron que a los secaderos ingresaron 128,3 millones de kilos. “Totaliza un volumen de 370,4 millones de kilos para el periodo enero mayo”, aseguraron del instituto.

La cosecha se lleva a cabo con protocolo de COVID-19 y cada trabajador debe usar un kit de protección personal. Además, se incrementaron las medidas de higiene en las chacras y se implementó el traslado individual al lugar de trabajo. 

El consumo de yerba mate viene siendo sostenido, y la mayor demanda se da en envases de medio kilo. “Durante el mes mayo los paquetes de medio kilo representaron el 57,66% de las salidas de molinos al mercado interno”, señalaron las autoridades del INYM.

Los paquetes de un kilo tuvieron una participación del 35,92 %, con el 1,34% los envases de dos kilos, y con el 1,09 % los de cuarto kilo. (Agrofy News)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *