Los Talleres Protegidos del país recibirán ayuda del estado

A través de change.org todos los Talleres Protegidos del país hicieron una petición directa al Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para que procediera “a la firma inmediata de la Disposición Administrativa que regula el otorgamiento de Fondos de Ley de Cheques para la Asistencia para los Talleres Protegidos”.

La Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), a cargo de Claudio Espósito, resolvió destinar más de $285 millones para reforzar la asistencia económica a las instituciones que se encargan del acompañamiento de personas con discapacidad, como talleres protegidos de producción, hogares, residencias y las áreas de discapacidad de las provincias en todo el país y la Ciudad de Buenos Aires.

Las nuevas partidas apuntan a que las personas con discapacidad y sus familias, junto con los trabajadores que asisten a esa población, “tengan los cuidados y recursos necesarios para enfrentar esta situación de pandemia”. “Estamos diseñando políticas públicas que permitan jerarquizar los derechos de las personas con discapacidad en el marco del COVID-19. Estos programas económicos son un claro ejemplo de que la temática está en la agenda pública del Gobierno”, sostuvo Espósito al presentar la medida.

Según se desprende de los fundamentos de la Resolución 216/2020 y sus anexos, publicada en el Boletín Oficial, la erogación servirá para aquellos talleres que “presentan problemas para afrontar los gastos corrientes que las entidades deben solventar mensualmente” y para las instituciones que tienen que desenvolver “gastos extraordinarios” para implementar las medidas de protección e higiene por la pandemia.

La asistencia económica está dividida en tres programas distintos, y contará con ciertas condiciones. En el caso de los talleres protegidos de producción, se podrán destinar las partidas a los gastos corrientes e insumos para la prevención de la pandemia. Pero en ningún caso se admitirán inversiones en obras de infraestructura, adquisición de equipamiento o insumos.

En relación a los hogares y residencias, el subsidio tendrá una variación de entre $20.000 y $120.000 según la cantidad de residentes que aloje la institución, y podrá ser utilizado únicamente para la adquisición de insumos y elementos de protección vinculados en forma directa a la prevención de la COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *