Egüen: “hay que eliminar las PASO y usar el dinero para la reactivación económica”

Asimismo es indispensable la implementación de boleta única de candidatos.

* Por RAMIRO EGÜEN

La crisis propia de la Pandemia del COVID-19, puso al desnudo los problemas estructurales del Estado y la necesidad de mayor inversión pública en las distintas áreas de gobierno, sobre todo en términos sanitarios.

El año pasado, ya con el calendario electoral en marcha, las fuerzas políticas intentaron suspender las Elecciones Primarias, Obligatorias y Simultáneas (PASO), pero los tiempos no fueron suficientes y se terminaron desarrollando, destinándose en las mismas una partida presupuestaria de 3.000 millones de pesos.

De este modo, en el 2019 ninguna fuerza política compitió en la categoría a presidente haciendo verdadero uso de las mismas, por ende se limitaron a cumplir el desvirtuado objetivo por las cuales fueron creadas por el kirchnerismo en el año 2009: ser una gran encuesta a nivel nacional, que resultan muy caras para tener solamente ese fin.

Mucho menos lógica de funcionamiento existe por parte de dicho instrumento frente a elecciones de tipo legislativas o de cuerpos colegiados, ya que es la propia competencia de las distintas fuerzas la que atiende el reparto proporcional de lugares en las Cámaras o en los Concejos Deliberantes.

El proyecto que debe tratar de inmediato el Congreso Nacional consiste sencillamente en reformular el artículo 19 de la Ley N° 26.571 de Partidos Políticos que regula las PASO. Es necesario no gastar los fondos públicos cuando no sea de utilidad y se obligue a la ciudadanía a emitir un sufragio que no decide nada electoralmente, evitando un enorme despliegue de fuerzas políticas y administrativas detrás de la organización de unas elecciones nacionales.

Debemos tener en cuenta el contexto en el cual nos encontramos, y aprovechar que hay tiempo suficiente para dar el tratamiento necesario en el ámbito pertinente, que es el Poder Legislativo. En esta oportunidad no hay excusas para su eliminación.

La implementación de la boleta única, que quedó tantas veces en el Congreso de la Nación, debe reflotarse, ya que es sin dudas un avance cualitativo en la democracia directa, y que tiene en miras evitar el “voto arrastre“, y la llegada de dirigentes a escaños que nadie eligió.

Hay que redoblar los esfuerzos en el sentido de profundizar las bases del Estado republicano y de derecho, en pos de mejorar la calidad institucional en términos de elecciones abiertas y mas representativas, como así obligatorias en los casos que debe serlo -no como el caso de las PASO-, sin perder la garantía de ser secretas y soberanas, a través de las cuales gobierna el pueblo argentino.

*Abogado y Dirigente GEN Séptima Sección
Ex Candidato a Diputado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *