Ramiro Eguen: «Es importante que los tres poderes puedan articular y llevar a buen puerto esta crisis»

Por Federico García

En declaraciones a Red Baires, el dirigente provincial del Partido GEN, referente de la Séptima Sección, Ramiro Eguen, se refirió a la actual situación de la pandemia del Coronavirus, la situación en 25 de Mayo, su localidad, de la sección, de la provincia y de la Nación. Cómo ve el futuro y las derivaciones económicas de esta crisis sanitaria.

-¿Cómo estás viendo la situación del Coronavirus en 25 de Mayo?

25 de Mayo es uno de los distritos que no tiene casos positivos de Coronavirus y el domingo el intendente ha decidido abrir casi todas las actividades. Se están haciendo los controles preventivos en los dos accesos a la ciudad, lo mismo que en el resto de las localidades del distrito.

También tiene que estar el compromiso, que nosotros desde la oposición le pedimos, de que si estas medidas fracasan por algún motivo, se puedan retrotraer, porque no nos podemos arriesgar a que se disparen los casos positivos y mucho menos las muertes.

Desde el punto de vista sanitario, hoy los distritos de la séptima no están complicados como pueden estar los distritos del Área Metropolitana de Buenos Aires. Una explicación puede ser que no hay en grado de densidad demográfica que sí hay en el Gran Buenos Aires, pero no por eso tenemos que relajar las medidas. Por eso, como dicen el Presidente, los gobernadores y el intendente, vamos a una fase de responsabilidad civil, cada uno de nosotros debe guardar el distanciamiento social y tener los cuidados necesarios para prevenir.

Creo que vamos a tener, de acá a unas semanas, un pico de crecimiento en los contagios; seguramente gran parte de la población se contagie pero esperemos tener la capacidad hospitalaria necesaria para contenerlo. En muchos casos estábamos muy endebles en el sistema sanitario. 25 de Mayo tien siete camas de terapia intensiva con respiradores. Lo cual indica que dependemos netamente de la prevención porque cualquier desbande puede ser nocivo para la sociedad. Dependemos de los métodos paliativos y de la responsabilidad individual.

-¿Crees que se les da un lugar a la oposición en este momento de crisis?

Celebro que se realicen las sesiones en el Congreso Nacional y espero que esto sea una señal política de todo el arco dirigencial para que se traslade a la provincia y a los municipios. Yo creo que hoy por hoy no está teniendo la participación necesaria la oposición en la mesa de decisiones.

Todos los poderes del Estado deberían estar funcionando de manera óptima. Yo he denunciado fuertemente los beneficios a los detenidos, creo que tenía que tener una mayor participación la justicia, que ahora ha tomado la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires, pero el Poder Legislativo no puede estar ausente de estas deliberaciones que tienen un impacto social muy importante

El Presidente, el gobernador y los intendentes necesitan abrir el juego y consolidar un frente común, después las diferencias políticas tendremos tiempo de disputarlas, pero una vez terminada esta crisis del Coronavirus, que ha corrido el velo de cuestiones estructurales que viene arrastrando la Argentina, la provincia y los municipios

Hay un montón de cuestiones que deben repensarse en la Argentina, sobre todo lo que es la centralización y distribución de los recursos, un montón de discusiones que deben darse una vez superada esta crisis. Hoy por hoy es necesaria una fuerte institucionalidad, pero también es necesario hablar de una cooperación entre los poderes del Estado. Es importante que el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial puedan articular y llevar a buen puerto esta crisis que la venimos manejando muy bien. Tenemos que aunar los esfuerzos para que esto signifique el menor costo en vidas, que creo toda la dirigencia política estamos de acuerdo tenemos que evitar.

-¿Cómo estas viendo la situación económica?

Nadie mejor que cada uno para saber como ha sido afectado su rubro, su producción, su comercio, quienes están en relación de dependencia y han tenido que resignar parte de su salario para conservar su puesto de trabajo. Creo que el Presidente en este sentido se equivoca cuando señala que mostrar el plan económico es mostrar las cartas para la negociación de la deuda. Creo que el Presidente, el gobernador, los intendentes tienen que mostrar estas cartas porque la incertidumbre está complejizando la situación.

Uno escucha las distintas actividades que han acatado este aislamiento por preservar la vida pero que necesitan un orden, ver hacia donde caminamos. Creo que el Presidente, y todos los que les toca administrar, deben mostrarnos cual es el plan económico, cuál es el tipo de cambio que esperamos cuando vemos que el dólar ha tenido una devaluación del cien por ciento desde que asumió Fernández.

Obviamente todos entendemos esta particularidad pero necesitamos saber que medidas se van a tomar, cuánto se pretende emitir, porque sabemos que eso tiene una consecuencia inmediata que es la inflación. Cómo vamos a resolver el déficit de las cajas previsionales. El gobernador Kicillof y el Instituto de Previsión Social han firmado un pedido de asistencia financiera con el ANSES de seis mil millones de pesos para poder cubrir ese déficit, y muchos beneficiarios están alertados por pensar que se avanza hacia una armonización de las cajas.

Hay un montón de aristas de las que la gente se empieza a alertar y hasta es nocivo en lo psicológico, porque estando en confinamiento la gente tiene mucho más tiempo para pensar y la falta de información no ayuda. En determinadas actividades se ha podido abrir pero en las que no pueden cómo va a llegar la ayuda. Las medidas no están llegando en el plazo que es necesario, vemos ciertas dificultades con el Ingreso Federal de Emergencia, ciertas dificultades con los créditos para cubrir la nómina salarial, necesitamos tener un alivio fiscal para los días que vienen.

A la gente le hablan de crear nuevos impuestos, y por más que ciertos sectores digan que es para los más ricos, hemos visto que en la Argentina tributos que venían por la emergencia se han quedado y eso tiene un desaliento en la inversión, en el consumo, en el ahorro. Son las cuestiones que nosotros vemos desde la oposición que deben decirse con claridad. Considero totalmente necesaria la unidad para sellar una armonía entre toda la dirigencia para poder hacer un acuerdo con los fondos a los que les debemos y tener un acceso al crédito en el futuro.

Seguimos teniendo una democracia adolescente que complejiza su funcionamiento y que ha puesto en los sectores productivos, de comercio, cuentapropistas un montón de peso, y seguramente cuando esto sea superado veamos variables que quizá queden peores que en el 2001. Frente a eso no podemos dejar que tengamos una crisis institucional tan fuerte en los partidos políticos sino que tenemos que apuntar hacia una dirigencia consolidada, con sus matices, pero que podamos discutir mínimamente diez políticas de Estado que perduren en el tiempo.

-¿Crees que esta situación puede dejar atrás la grieta?

Espero que así sea. Desde mi punto de vista creo que cuando Mauricio Macri y Cristina Fernández se corren un poco de escena creo que todo es más fácil de lograr. Creo que Alberto Fernández como Rodriguez Larreta han mostrado una actitud en su responsabilidad de gobierno de afrontar esta situación crítica. Ojalá la grieta sea superada.

Yo creo que las diferencias políticas están bien marcadas. Después de la última elección, Argentina ha retomado su historia bipartidista o bifrentista, y que existen dos maneras de pensar la economía y el Estado bien marcadas, y que hoy por hoy deben convivir pero en momentos como este deben mostrar una actitud proactiva.

Creo que esto ha dado una pausa a lo que era esa confrontación irreductible entre los distintos sectores. Esperemos que haya una discusión con matices pero apuntando a establecer bases sólidas de esta democracia que hemos logrado construir pero le hace falta previsibilidad. La incertidumbre en la gente hace que reaccionen no siempre de la mejor manera, eso es parte de lo que deben darle los dirigentes y creo que el camino es el mostrarse juntos más allá de que cada uno piense distinto.

-¿Desde el GEN están llevando adelante alguna actividad?

Creo que hoy por hoy a quienes les toca la díficil tarea de ser gobierno son los que están autorizados a estar en la calle, los que están al frente de la pandemia. En mi caso busco hacer algunas actividades sociales, por más que obviamente acate el aislamiento. Colaborar acercando cosas o servicios.

En algunos casos he acercado propuestas a quienes les toca gobernar, llevando ideas que uno cree que son positivas, como también seguir con el rol de controlar. Uno acompaña algunas cosas pero también hay que seguir controlando porque creemos que eso también es una de las bases de la institucionalidad. Esos contrapesos, que la gente coloca algunos con la obligación de gobernar y a otros en el lugar de la oposición, son necesarios para controlar y transparentar las acciones del gobierno. Por eso es tán importante que funcionen los tres poderes del Estado.

Crédito: redbaires.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *