Casación ratificó la continuidad del caso Maldonado y ordenó medidas de prueba

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal ratificó hoy la continuidad de la investigación por la muerte de Santiago Maldonado. Por unanimidad, los jueces Gustavo HornosMariano Borinsky y Javier Carbajo convalidaron la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, que revocó el sobreseimiento dictado en primera instancia respecto del gendarme Emmanuel Echazú por considerarlo prematuro.

A la par, se encomendó la designación urgente de un nuevo juez, que deberá instrumentar numerosas medidas de pruebas para esclarecer el caso.

Los camaristas rechazaron todos los planteos que las partes hicieron a principio de mes en una audiencia en los tribunales de Comodoro Py. Uno fue el pedido de sobreseimiento definitivo del caso de Echazú, el gendarme que corrió a Maldonado hasta el río Chubut. Con esta decisión continuará siendo investigado.

También rechazaron el pedido de las querellas, entre ellas la de la familia de Maldonado, para que el caso se investigue como una desaparición forzada de persona. Los jueces Carbajo y Borinsky señalaron que antes de poder tomar esa decisión se deben realizar una serie de medidas de prueba que están pendientes en el caso.

En disidencia en ese punto, el magistrado Hornos votó por investigar una presunta desaparición forzada de persona. “La desaparición física de una persona en circunstancias en las que se llevaba adelante un procedimiento en el que intervenían fuerzas de seguridad exige por parte de las autoridades del Estado el compromiso categórico de actuar con diligencia inclaudicable, de poner a disposición de las partes todos los recursos que resulten razonablemente necesarios a fin de esclarecer los hechos y, eventualmente, establecer responsabilidades, procurando ejercer la máxima prudencia antes de emitir pronunciamientos que puedan menoscabar los derechos de los afectados”, sostuvo.

Maldonado desapareció el 1 de agosto de 2017 cuando integrantes de la comunidad mapuche Pu Lof de Cushamen cortaron la Ruta 40 y fueron reprimidos por oficiales de Gendarmería Nacional. Varios de los manifestantes fueron perseguidos hasta el río Chubut. 78 días después, el 17 de octubre pasado, Maldonado fue encontrado en el río. La autopsia concluyó que el cuerpo no tuvo intervención de terceras personas y que murió por una “asfixia por sumersión coadyuvado por hipotermia”.

El juez federal de Rawson Gustavo Lleral había cerrado el caso al basarse en la autopsia de que la muerte de Maldonado, de 28 años, fue porque se ahogó. Pero la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia reabrió el caso en septiembre pasado y ordenó una serie de medidas de prueba para determinar si no pudo haber existido un abandono de persona por parte de los oficiales de Gendarmería Nacional.

Casación ratificó hoy esa línea de investigación y resaltó las medidas que se deben haber. Entre ellas, más estudios periciales para determinar el horario preciso de la muerte de Maldonado, determinar ” qué tipo de depredador pudo haber producido” las lesiones que tenía en la cabeza, el tiempo que estuvo bajo el agua tanto un bastón como los billetes que tenía, que se haga la reconstrucción virtual del escenario de los hechos en tres dimensiones, entre otras.

Crédito: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *