Cómo se realizan las tareas agrícolas hoy en día

Que la gran mayoría de los trabajos que se realizan en el campo están mecanizados no es ninguna novedad. Aun así, puede resultar bastante ajeno a los consumidores cómo se realizan realmente los procesos industriales que traen la comida a nuestra mesa; si bien podemos mentalizar una imagen lejana de ellos, la realidad es que si no se ha visitado nunca el campo o si no se estudia una carrera de ingeniería agrónoma, es difícil saber a ciencia cierta cómo se realizan estos procesos; e incluso si los viéramos de frente, quizá tampoco los comprenderíamos debido a su complejidad.

Debido a la reducida extensión de esta nota, sería difícil abarcar en profundidad todas las tareas que se realizan en el campo; pero se tratará de acercar, por los menos, aquellos procesos que tal vez no se sabía que están mecanizados y se realizan de manera muy distinta a la que usted imagina.

Uno de estos procesos es la alimentación del ganado. Quizá piense que se deja pastar a los animales libremente dentro de los confines del cerco, pero esto no se hace así desde el siglo pasado. Para alimentarlos se desplaza a los animales hasta grandes graneros en los que se ordenan en filas frente a los comederos y a los abrevaderos. Una vez acomodados, la distribución del alimento es totalmente mecanizada, esto asegura que se haga de manera pareja y que cada animal coma la cantidad justa. Además, las dietas de los animales no pueden estar compuestas por cualquier cosa comestible; el INTA regula estrictamente que los granos que coman estén bien balanceados, y para lograrlo se utilizan máquinas llamadas mixers, cuya función es mezclar en proporciones iguales y en la medida justa la comida que luego se distribuye mediante mangas. Una vez que el ganado hubo comido, su posterior proceso biológico es la excreción. Anteriormente esta era una de las tareas más molestas para el personal de la industria agropecuaria, pero ahora ya no representa ningún problema porque la materia fecal es limpiada por autómatas (similares a los que barren las calles de las ciudades pero más pequeños) que se programan y trabajan de forma mucho más eficiente y rápida.

Otras tareas que anteriormente resultaban muy exigentes y agotadoras eran la siembra y la cosecha. Hoy en día esto es algo bastante más sencillo ya que se realiza a gran escala con sembradoras y cosechadoras que trabajan incluso con mucha más eficiencia y velocidad que los humanos. Tal vez ya lo sabía, es una verdad notablemente difundida, pero valía la pena aunque sea mencionarlo ya que tal vez mucha gente no tenía la más remota idea.

Finalmente, uno de los avances más importantes en materia de salud (tanto de los trabajadores como de los consumidores) y de cuidado ecológico es la modernización de los sistemas de fumigación. Los métodos antiguos han sido muy cuestionados debido a que dañaban a quienes se encargaban de señalizar el campo para que los aviones fumigadores supieran dónde descargar los venenos. Se realizaron denuncias penales y se condenó públicamente a los productores que empleaban estos métodos, lo que derivó en que se buscaran nuevas formas de realizar las fumigaciones. La solución llegó con el desarrollo de nuevos métodos de riego por goteo, que permitían también suministrar los pesticidas de forma automática por conductos paralelos o dosificados en la misma agua. Este procedimiento, además de ser más efectivo y rápido, era mucho más seguro. Pero había otro tipo de cultivos que no se podían fumigar así, es por esto que se crearon los fumigadores, que van acoplados a un tractor y distribuyen los pesticidas en el campo.

Sin dudas la tecnología es de inmensa ayuda. Sin ella no podríamos producir ni la mitad de la comida que se produce actualmente en todo el mundo. Pero los procesos son siempre perfeccionables y debemos seguir trabajando para hacerlos cada vez mejores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.