Furor y miedo por Tik Tok, la red social favorita de los chicos

Una chica camina por un supermercado en busca de su padre. Recorre las góndolas empujando un changuito, se impacienta, llora y al final, lo encuentra y bailan juntos una canción. La secuencia no dura más de 15 segundos y fue filmada por la propia protagonista, Cande Copello, una adolescente de 18 años que es furor en la red social Tik Tok, donde tiene 2,5 millones de seguidores de Argentina y el mundo.

En Tik Tok están los usuarios más chicos, los de la llamada Generación Z. A nivel mundial, son más 500 millones los usuarios de la app que, en menos de dos años, logró ubicarse entre las más usadas y desafiar el liderazgo de Instagram.

“Los chicos eligen Tik Tok por sobre otras redes porque es más creativa, hay videos más cortos, de 15 segundos o un poco más, donde sólo con deslizar hacia abajo seguís viendo más y eso es muy dinámico”, explica Copello a DIB. Esa posibilidad de crear fue lo que cautivó a Cande, que empezó a grabar videos con su celular cuando tenía 12 años y hoy, gracias a la app, llega a lugares que nunca pensó en conquistar, como India, Egipto y Alemania.

Tik Tok es el nombre internacional de Douyin, una aplicación creada en 2016 por la empresa china ByteDance, que es furor en ese país. Una de las claves de su éxito fue la fusión con Musical.ly, otra popular app entre los niños, donde empezó Copello cuando tenía 14 años, antes de ser la “tiktoker” número 1 en Argentina.

“Tik Tok me abrió todas las puertas. Me ayudó a soltar mi timidez y cuando llegué a 200.000 seguidores, empecé en Youtube”, cuenta. Hoy, entre sus videos de comedia y maquillaje artístico, Cande abre cajas de regalos de marcas que le llegan todos los días a su casa. Hace publicidades y está a punto de debutar en la obra “Una novia para Tony”, una comedia que desde el 10 de julio se podrá ver los miércoles en el Teatro Buenos Aires de la calle Corrientes.

En Tik Tok la música es central. La mayoría de los millones de videos que se comparten a diario usan pistas de canciones de moda. El resto, utiliza audios virales o se suma a los “challenges” (desafíos) del día, que pueden incluir destrezas físicas como bailar con una escoba; cumplir largos saludos de choques de manos y pies; o sumarse a la coreografía del hit del momento.

Copello pasa todas las noches en la app mirando las tendencias y una vez a la semana, hace stock: “Con el celular puedo llegar a tardar de dos a tres horas en un día para generar bastante contenido para toda la semana”. Su hermano, que es director de cine, la ayuda en la edición.

El éxito de la app (presente en 150 países y 75 idiomas) obligó a las empresas a pensar en cómo sumarse a la plataforma. A finales de 2018, la marca de ropa estadounidense Guess irrumpió con el desafío #InMyDenim; y el popular conductor de TV Jimmy Fallon logró generar 9 millones de vistas con los videos que formaron parte reto lanzado Tonight Show. En Argentina, Canal 13 ya genera contenidos para la app.

Riesgos y multa

Mientras su popularidad crece, en varios países se preocupan por la continua exposición de los menores en la red. La alarma más reciente se encendió en Reino Unido, donde abrieron una investigación por el uso de datos infantiles y la posibilidad que ofrece la app de enviar mensajes a cualquier perfil, lo que permitiría a adultos ponerse en contacto con niños sin ningún impedimento.

La polémica comenzó en febrero pasado en Estados Unidos, cuando la Comisión Federal de Comercio (FTC) impuso una multa a Tik Tok de $222 millones por recopilar ilegalmente información personal de menores de 13 años (protegidos por las leyes de ese país). “Tengo una hija de 10 años y se la pasa haciendo videos de música y comedia en Tik Tok en su celular. Antes usaba Musical.ly en el mío, cuando ella todavía no tenía, y en ese momento no la dejaba hacerlos públicos. Pero ahora comparte algunos en la cuenta pública y otros los deja privado”, cuenta Carolina, madre de Camila, que los fines de semana pasa entre 3 y 4 horas por día dentro de la aplicación. Su principal miedo es la exposición de la niña: “Por supuesto que le reviso el celular y siempre le hablo sobre el tema de que nadie extraño le tiene que hablar. O que si ve algo me lo tiene que contar”, remarca.

Para el experto en seguridad informática Sebastián Bortnik, la clave para proteger a los menores en cualquier red social es “enseñarles a poner un freno”. “Hay aplicaciones que por naturaleza implican interactuar y comunicarse con otros perfiles, y entonces los chicos deben saber, al menos, dos cosas: que puede haber adultos malintencionados que se creen perfiles falsos y se hagan pasar por menores, en primer lugar. Y después que si algún perfil (de alguien que no conocen en el mundo físico) les pide conversar sobre sexo, compartir fotos/videos o encontrarse; deben frenar y pedir ayuda, o cortar la comunicación, ya que justamente puede ser un perfil falso y un caso de Grooming”, explica a DIB.

Bortnik advierte que el potencial riesgo para los niños no está en Tik Tok, si no “en cualquier aplicación que usen y que incluya la posibilidad de subir imagenes y videos personales, o chatear con otros perfiles”. Y sostiene que el hecho de que los mensajes sean abiertos en la aplicación, en la práctica no aumenta el peligro ya que “en las redes cerradas igualmente los pedófilos encuentran menores que los aceptan y chatean con ellos”. “Aunque por diseño es algo que no me gusta, no creo que tenga un impacto sustancial: si alguien sabe dónde poner el freno y limitar el chat a contenidos no peligrosos o a determinadas personas, no hace la gran diferencia”, opina. La clave, otra vez, es dar rienda suelta a la diversión, pero sin bajar la guardia. (DIB) DG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 15 =