Facturas de gas llegaron con aumentos de hasta 7,5% y ahora rige la “tarifa plana”

El último incremento del año para la tarifa de gas, ya está vigente en las últimas boletas que llegaron a los hogares con el 7,5% de aumento. Además, desde el Gobierno Nacional se informó también empezará a regir el sistema de “tarifa plana” que busca evitar el impacto excesivos en el periodo invernal.

La “tarifa plana” para el gas consiste en un diferimiento de pago, de manera que el consumo que se haga entre junio y septiembre no serán facturados en su totalidad, sino que tendrán una especie de descuento del 22%, el cual será pagado recién durante el verano, es decir, en el periodo de menos consumo.

Desde la Secretaría de Energía se resaltó que la medida busca que no haya una gran diferencia de valores entre los meses de mayor y menor consumo de gas. Por tal motivo, se indicó que el pago diferido será pagado por el Estado a las empresas distribuidoras.

En lo que va del año, el servicio residencial de gas tuvo tres aumentos que ya estaban pactados. El primero fue del 10% en abril, el segundo del 9,1% en mayo y el último de 7,5% en junio. Siendo este último incremento, completa la escala anunciada para el 2019.

A modo de ejemplo, se indicó que un usuario de la categoría R1, que es el de menor consumo, pasará a pagar de $1051 a $820, mientras que en julio cuando el consumo es mayor, podría llegar a pagar $919 en lugar de $1178.

Además de la tarifa de gas también hubo un aumento en las garrafas de gas natural licuado, de manera que el valor mínimo pasó a ser de $316. Por ende, el Gobierno Nacional también incrementó el subsidio que pasó de $164 a $174 por usuario.

De esa manera, se detalló que una garrafa de 10 kilos tendrá un valor mínimo de $316,80, la de 12 kilos valdrá $380 y la de 15 kilos pasará a salir $475,30 aproximadamente y en base a los nuevos precios.

Crédito: iprofesional.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =