Tandil presentó un salame de 87,56 metros, el más largo del mundo

Transcurrió el día más esperado del Festival de la Sierra con un resultado aún mejor del esperado, el salame que presentó el Consejo de Denominación de Origen Tandil (DOT) superó todas las expectativas. El ejemplar midió más que el del año pasado y también más que el obelisco, alcanzando los 87,56 metros de longitud.

Con una noche que resultó ideal en todos los aspectos, el encuentro del folclore y el salame tandilero rebalsó de gente el predio del anfiteatro Martín Fierro.

El público se ubicó donde encontró lugar, hasta en las alturas serranas que ofician de escenario en Semana Santa para Jesús el Nazareno, ya que las tribunas del anfiteatro estaban desbordadas. Grupos de amigos, familias y todo tipo de espectadores se arrimaron con sus reposeras y viandas para pasar un momento especial.

Asimismo, las filas de personas para acceder a los espacios gastronómicos eran larguísimas, pero siempre con ánimos de disfrute y paciencia. Así los comensales avanzaban a paso lento para degustar alguna de las ofertas del lugar, como chorizos, cortes de cerdo y de vaca.

Cabe destacar que anoche, además del embutido, fueron protagonistas los chicos del ballet mayor de El Cielito, Nacho Poli, Marcos Pereyra, Inca Huasi y como cierre de artistas bailaron los adultos de la peña. Para el final, luego de la ansiada medición, la noche tuvo como invitados a Hugo Fernández y la Trifulca, y el grupo Ofrendas.

Con cada grupo que compartió su música, el folclore también se representó con las miles de palmas y el baile de quienes alzaron sus pañuelos y dibujaron figuras al bailar abajo del escenario. Incluso algunos, desde las tribunas, se animaron a entonar a viva voz las canciones que conocían.

Vale recordar, que este año, por segunda vez se implementa el sistema desdoblado del Festival, es por eso que en esta fecha solamente se realizaron las noches de los fogones populares, mientras que en vacaciones de invierno será el turno de las competencias en el Club Unión y Progreso. Según contaron desde la organización, esperan que vengan delegaciones de los ballets más importantes de todo el país.

El más largo del mundo

Para las 21.30 el camión de Cagnoli que transportaba al protagonista de la noche, ya estaba estacionado en la base del anfiteatro. Cada vez más gente se acercaba, aguardando ansiosa el momento de apertura de las puertas.

Justo una hora después comenzó la descarga de “el gigante” y la dimensión realmente sorprendió a los que merodeaban. Asentado sobre 13 paneles, esta vez la presentación debió ser realizada de forma vertical, ya que sus medidas no permitían hacerlo horizontalmente.

Cuando finalmente llegó al escenario, la ovación de la gente sonó intensamente, como las voces al acompañar la cuenta regresiva para iniciar la medición por el record en manos del chef invitado, Juan Bracelli.

Bajo la atenta mirada de la escribana Marcela Lorea, el cocinero argentino fue midiendo metro a metro, poniendo mucho cuidado en cada curva, seguido por la titular del DOT Juana Echezarreta que iba poniendo alfileres sobre la cinta métrica para no cometer errores.

El intendente Miguel Lunghi, el presidente de la Peña El Cielito, Miguel Roaux, y las familias que forman el Consejo del DOT acompañaron con mucha expectativa el momento, celebrando al pasar por cada uno de los records de años anteriores. Por su parte, el público nunca perdió el entusiasmo, gracias a la constante animación del chef.

A penas tres minutos habían pasado de las 23, cuando Bracelli anunció que se superó el largo del ejemplar de 2018, pasando los 53,4 metros y logrando nuevamente el título del salame más largo del mundo.

Pero esta vez, el desafío que se propusieron fue más ambicioso todavía, con la pretensión de traspasar los 67,5 metros de alto del obelisco. Así que la medición continuó. No solamente se derribó esa longitud, sino que el salame hecho en Tandil alcanzó los 87,56 metros, cumpliendo ampliamente con las expectativas.

Cultura, tradición y producción

Una vez celebrado el gran triunfo, llegó el momento de conocer finalmente su sabor. Javier Menéndez, de una familia tradicionalmente dedicada a la charcutería, tuvo el honor de degustar el primer bocado de este ejemplar. Mientras que el corte fue hecho por el intendente Lunghi, quien destacó el evento refiriéndose al “Tandil de la cultura, de la tradición, la producción y la tolerancia, que disfruta espectáculos como éste”.

Además, el jefe comunal redobló la apuesta y planteó el desafío de llegar a los 100 metros el año próximo. Asimismo, mencionó al tenista Juan Martín del Potro como referente de la ciudad, que ha logrado ubicarse en el cuarto puesto y logró superarse en cada lesión, así que propuso: “Hay que ser como la torre de Tandil y seguir superándose”.

A continuación, el pulgar arriba de Menéndez describió el éxito del embutido.

Luego, se trozó el primer metro que fue brindado a la Peña El Cielito y lo recibió Roaux, quien agradeció profundamente al público que le viene “dando vida” al festival desde hace 36 años. “Gracias por hacer que esta fiesta crezca día a día”, dijo.

Los próximos 10 metros, tal como estaba estimado, fueron donados al Banco de Alimentos para que los entreguen en el sorteo que realizarán hoy. Otros tanto metros se destinaron a la Asociación de Hoteles y afines, para que los reparta entre los restoranes locales y ellos puedan ofrecerlos a su público.

Por último, Juana Echezarreta, destacó a ese chacinado como un símbolo de agradecimiento por haber incorporado al salame tandilero en la tradición de cada uno.

El día final

Como llegó el nuevo récord mundial, también llegó el día final del clásico Festival de la Sierra con una jornada de lujo. Esta noche, la apertura estará a cargo del ballet pre juvenil de la Peña El Cielito y lo continuarán Los Borjas, seguidos por Mercedes Porta y Llera Trio. Nuevamente la danza llegará con el ballet mayor de la peña, luego será el turno de La Trunca, Silvia Taraborelli y se despedirá el baile con los adultos del El Cielito.

El gran broche de oro del encuentro del folklore, será a cargo de las manos mágicas del Chango Spasiuk sobre su acordeón.

La evolución del récord durante los años

2019: 87,56 metros (superó la altura del obelisco)

2018: 53,4 metros (salame más largo del mundo)

2017: 41,9 metros

2016: 28,2 metros (salame más largo de América)

2015: 21 metros

2014: 16,1 metros (La elaboración del salame más largo de América)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =