Clientes de créditos UVA acorralados por suba de cuotas

El impacto de la inflación y de la inestabilidad cambiaria tiene su correlato en los créditos UVA. Entre abril y agosto de este año, dichos préstamos registraron un aumento del 10,8% en la cuota y prevén un aumento del 12,7% para los últimos cuatro meses del año. Entre abril de 2016 y el presente, el incremento en el valor del pago mensual fue del 78,41%.

El coeficiente que se utiliza para estos créditos equivale al índice de precios al consumidor de cada mes prorrateado diariamente en el siguiente por el Banco Central, con lo que se ajusta el capital adeudado en pesos y se computan los intereses. A medida que se pagan las cuotas mensuales se va amortizando una parte del capital, en una forma muy parecida a los círculos cerrados para la compra de un auto 0 km.

Pero lo terrible del caso es la evolución de la cuota que depende sobre todo de cómo se comporta la inflación mensual en Argentina, variable que en definitiva modifica el valor final a pagar por mes.

Es indudable que la suba del dólar se traslada finalmente a los precios al consumidor, generando a su vez un crecimiento del índice de inflación que repercute en el valor de la cuota de la vivienda.

El impacto es sobre el ingreso salarial del tomador del crédito, que tiene que destinar una mayor proporción de lo que cobra por mes para hacer frente al pago de la cuota.

Un ejemplo sencillo un trabajador del estado en relación de dependencia que cobra unos $30.000 pesos de sueldo y sacó en el año 2016 un crédito UVA por el cual paga 7.000 pesos por mes de cuota, que en la actualidad representa el 23% de su salario. A fin de este año va a tener aproximadamente en su trabajo un incremento salarial del 25%, que era la meta inflacionaria del Gobierno, y su ingreso sería a unos 37.500 pesos. Pero como la inflación de este año será superior al 40%, y el incremento de la cuota mensual ya llega al 78,41%, la cuota del crédito que era de $7.000 pasará a ser de unos $12.460 a fin de este año aproximadamente.

Con los valores de ambas variables actualizados ocurre que, al ser más alta la inflación que el aumento salarial obtenido, los tomadores de estos créditos se encuentran acorralados y desesperados ya que tienen que destinar cada vez mas porcentajes de su sueldo para cubrir la cuota pactada del crédito.

Cuándo se activa la cláusula que extiende el plazo para pagar

La aceleración de la inflación en los últimos meses está generando preocupación entre los tomadores de créditos UVA, quienes ven elevarse el monto de las cuotas por encima de lo que tenían inicialmente previsto.

Pero existe una salvaguarda que puede ser útil en muchos casos: el banco debe ofrecer una extensión de plazos si la brecha entre el crecimiento del índice inflacionario (IPC – índice de precios al consumidor) y la suba de salarios es del 10% o superior.

“Las entidades deberán dar al cliente la opción de extender el número de cuotas originalmente previstas cuando el importe de la cuota a pagar supere en 10% el valor de la cuota que resultaría de haber aplicado a ese préstamo un ajuste de capital por el Coeficiente de Variación de Salarios (“CVS”) desde su desembolso”, explica la Comunicación “A” 5945 del Banco Central.

Ante solicitud expresa del cliente, la entidad financiera “deberá extender en hasta 25% el plazo originalmente previsto para el préstamo”, agrega la normativa.

El economista Federico Furiase, director de la consultora Eco Go, habló con Clarín y estimó “una inflación en torno al 45%” para fin de año. Además, prevé un fuerte desfasaje con respecto de los salarios, que terminarán perdiendo. “Si hay alguna reapertura paritaria, los salarios estarán en la zona de entre 28% y 30%”, estima Furiase.

En esta línea, Federico González Rouco, economista autor del libro Vivienda: “El Relato. Plan Procrear, antes y después” y asesor de Jefatura de Gabinete, afirmó: “No hay que comparar la inflación anual con la variación de los salarios; la cláusula de repautación (del plazo) es distinta para cada persona”, según recoge Diario de Cuyo.

La extensión del 25% extra en el plazo no es obligatoria. Siempre el deudor puede optar por tomar menos.

Fuente:Iprofesional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − cuatro =