Avanza la construcción del reactor de potencia 100 porciento argentino

Ante la presencia de autoridades del sector nuclear se recibieron en el Complejo Nuclear Atucha de Lima, provincia de Buenos Aires, componentes fundamentales del sistema de generación eléctrica del primer reactor de potencia de diseño 100% argentino CAREM25.

El arribo de los últimos componentes que conformarán el Balance de Planta –conjunto de instalaciones y equipos necesarios para la generación eléctrica– del prototipo CAREM25, establece un verdadero hito para el proyecto que lleva adelante la Comisión Nacional de Energía Atómica. En el acto -realizado el martes 15 de mayo en el Complejo Nuclear Atucha- estuvieron presentes el Subsecretario de Energía Nuclear del Ministerio de Energía y Minería de la Nación, Lic. Julián Gadano, y el presidente de la CNEA, Lic. Osvaldo Calzetta Larrieu, entre otras autoridades del sector nuclear.

“El CAREM es un proyecto muy particular porque le permite a la CNEA desarrollar muchas otras cosas. Si bien hay que afrontar y resolver muchos desafíos tecnológicos y comerciales, esto podría permitirle a la Argentina posicionarse en un lugar más alto en el ámbito de la generación nucleoeléctrica y ofrecerle al mundo un solución a sus problemas energéticos a través de los SMR, estos pequeños reactores modulares que podrían construirse más rápido y con menos inversión de capital”, aseguró el licenciado Gadano.

Por su parte, Calzetta Larrieu manifestó su alegría por la llegada de estos equipos y por el avance del proyecto, “en el que venimos trabajando desde hace más de 30 años”. Además, agregó que llegarán muy pronto otros componentes fundamentales del prototipo. “Cada cosa que hacemos es un verdadero desafío tecnológico que debemos resolver porque es la primera vez que se hace esto en el país y en el mundo”, destacó el presidente de la CNEA y principal responsable del proyecto CAREM.

Del acto también participaron Fernando Villá Parenti, Gerente Dirección de Obra CAREM; Carlos Terrado, vicepresidente de NA-SA, autoridades de la firma TECNA, y representantes de la empresa Siemens Argentina, ambas involucradas en las obras del Balance de Planta (BOP por sus siglas en inglés) del prototipo CAREM25.

Características Técnicas

La turbina, el generador eléctrico y el resto de los equipos que forman parte del BOP serán instalados dentro del edificio del turbogrupo, actualmente en construcción junto al del propio reactor.

El BOP fue adjudicado en agosto de 2016 a la empresa TECNA Estudios y Proyectos de Ingeniería, contratación que bajo la modalidad “llave en mano” abarca toda la isla convencional y el circuito terciario, además de la planta de desmineralización y la caldera auxiliar.

La turbina fue fabricada por Siemens (subcontratista nominado de TECNA), en las instalaciones que la empresa posee en Alemania. Allí también se llevaron adelante entre diciembre y enero últimos las estrictas pruebas en las cuales se verificó exitosamente que las partes rotativas soportan las condiciones de operación sin producir daños a sus componentes.

Durante el acto, el ingeniero Federico Rota, jefe de Ingeniería del BOP del Proyecto CAREM, explicó que con la llegada de los componentes del Balance de Planta “comienza una nueva etapa en la que vamos a participar en la inspección de los equipos y luego en el montaje y las pruebas”.

Asimismo, Oscar Barbán, Director General de TECNA para la Región Sur, destacó la extensa experiencia de la empresa en distintos proyectos del sector nuclear y afirmó: “Desde el sector privado nos interesa seguir participando de del desarrollo de la energía nuclear en la Argentina y, con este proyecto, afuera del país, ya que es una tecnología que podría exportarse”.

Energía 100% argentina

El CAREM 25 (Central Argentina de Elementos Modulares) es el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en Argentina. Con su construcción, la industria nuclear nacional reafirma su capacidad para el desarrollo y puesta en marcha de centrales nucleares. A la vez se posiciona como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores modulares de baja y media potencia SMR (Small Modular Reactors).

En el año 2014 la CNEA puso en marcha la construcción civil del edificio del primer prototipo de este reactor de baja potencia (32 MW eléctricos), con capacidad para satisfacer las necesidades energéticas de una ciudad de 120 mil habitantes. Asimismo, este reactor nuclear tipo PRW podrá destinarse a otros usos como la generación de energía en parques industriales, la provisión de vapor para uso industrial, el abastecimiento energético de plantas de desalinización de agua de mar o la explotación hidrocarburífera o minera en locaciones remotas, entre otros fines.

Fuente: Comisión Nacional de Energia Atómica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − diecisiete =