INVAP y el CAB presentaron la nueva camilla multipropósito, única en el mundo

Esta semana se llevó a cabo el lanzamiento oficial de la camilla multipropósito “Huiña”, un proyecto presentado por la Comisión de Auxilio del Club Andino Bariloche (CAX) y que será ejecutado en conjunto con INVAP.

La camilla posee características propias adaptada a las necesidades locales, que permiten trasladar a las víctimas de accidentes en la montaña por paredes inclinadas, sendas de montaña y/o nieve sin la necesidad de transferirlas de una camilla a otra y utilizando el menor número de rescatistas posible.

El presidente del Club Andino, Martín Enevoldsen, destacó “el reconocimiento que tiene INVAP tanto a nivel nacional como internacional, en cuanto a lo que es ciencia y tecnología” y consideró como “vital” el trabajo en conjunto con el CAX “para quienes tiene que ser rescatados en la montaña”.

“Quienes elaboraron esta camilla prefirieron que sus nombres no se den a conocer, y esto habla más de la humildad y la pasión que se ha puesto en este proyecto”, remarcó. “Cada uno sabe qué granito de arena aportó para que la inicitiva llegue a un buen final. Sabemos que la gente del CAX trabaja desde hace muchos años “ad honorem”, pero también la gente de INVAP donó muchas horas de trabajo”.

Martín “Cepi” Raffo, jefe del CAX, explicó que el proyecto nació en conjunto entre la Comisión y “algunos miembros y amigos en común que tenían en INVAP, con una camilla distinta a las que tenemos, que nos sirva en cualquier condición tanto en verano como en invierno, que se puedan producir muchas a un bajo costo, de fácil reparación y pueda ser incluso usada en el resto del país”.

Contó que se hizo un concurso “muy divertido” donde se vieron las distintas propuestas, y finalmente se decidió por “Huiña” (mapuche: que no tiene morada, que está en todos lados), “que ojalá podamos producir todas las que queremos, y que ayude a todos los que la necesiten”.

Miguel Ángel Pagliaro, uno de los diseñadores junto a Leandro Colombano y Lucas Muñoz, indicó que “un producto como este nace de una necesidad o de un problema a resolver. Una vez que se seleccionó nuestro proyecto, se ve cómo se va a fabricar, las formas, los materiales, quiénes pueden proveerlos, los costos. Cada parte se trabaja hasta su mínimo detalle”.

Por su parte, el gerente general de INVAP Vicente Campenni, hizo hincapié en la necesidad de “dominar la tecnología en Argentina, para dar soluciones que se adapten a nuestra idiosincracia. Y hacer eso en nuestra empresa, es poner más en valor el trabajo en equipo, en la búsqueda un mejoramiento de la calidad de vida de la sociedad”.

Sobre el proyecto, consideró que “refleja nuestra identidad como empresa y tiene en cuenta la competitividad. Vamos a seguir por más, para eso se creó la Fundación INVAP: para tener mayor presencia en la sociedad, y usar la ciencia y la tecnología en el desarrollo del país”.

Estas camillas son de origen europeo y están pensadas para un terreno distinto al que se encuentra en la región patagónica, menos abrasivo, con distancias más cortas y generalmente para ser trasladadas en helicóptero. Debido a esto, es habitual que la Comisión de Auxilio del CAB deba utilizar más de una camilla en un mismo rescate, lo cual implica movilizar a las víctimas más veces de las recomendables, utilizar un número mayor de rescatistas, cargar más peso y equipo.

Fuente: BarilocheOpina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + 20 =